Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, noviembre 26, 2016

Numerología - Tu Número de Vibración Interna




La Numerología es la ciencia o disciplina que se basa en la existencia y trascendencia de los números. A través de ella, la persona puede llegar a conocer detalles de sí misma tales como: personalidad (virtudes y defectos), cómo se muestra a los demás, qué viene a desarrollar o aprender en esta vida y muchas más.

Te daremos algunos datos básicos para que sepas algunas cosas más acerca de ti.

1 - Tabla de cálculo alfabeto latino

Cada letra del alfabeto tiene un número asignado. Aquí te mostramos dichos valores para realizar los cálculos pertinentes. La letra “LL” como verás no consta, la debes contabilizar como si fueran dos “L”. Cuando vayas sumando las cifras, recuerda que debes reducir hasta que la cifra obtenida sea un número entre 1 y 9.

Ej: Si la suma de los dígitos de tu nombre arroja un total de 16 deberás continuar reduciendo, es decir, 1+6=7.

TU NÚMERO DE VIBRACIÓN INTERNA:

Es el resultado de sumar el valor de las letras que forman tu nombre propio, en el caso de que tengas un nombre compuesto también deberás contabilizarlo. Esta cifra obtenida explica cómo eres y cómo sientes. Una vez la averigües, consulta clicando encima del número correspondiente.

Ej. para nombre JOSE ANGEL
José: 1+6+1+5=13 (1+3=4)
Angel: 1+5+7+5+3=21 (2+1=3)
A continuación, se suman los resultados
de José (4) y los de Angel (3)
que arrojan la cifra 7.

El número de Vibración Interna para José Angel será el 7.
Ahora que ya has obtenido tu Número de Vibración Interna clica en una de las cifras del apartado “Consultar número”.

2 - LOS NÚMEROS MAESTROS

Los seres humanos poseemos Números Maestros en nombres, apellidos o fechas de nacimiento (día, mes o año). Estas vibraciones contienen un fuerte potencial y exponen a la persona que las posee a pasar por presiones, exigencias, pruebas y limitaciones, gracias a las cuales aprenderá a manejar ese poderoso caudal. También le exigirán un proceso de maduración no cumplido en otro tiempo de vida con respecto a tareas humanitarias, cooperación, atruismo, servicio, equilibrio entre lo material y lo espiritual, amor a sus semejantes, etc.

Respondiendo a esta Vibración Maestra, deberán accionar todas sus manifestaciones internas, que pasan por firmeza, poder de voluntad, ardua labor, concreciones y por el traslado de esos conceptos en el nivel universal, logrando avances en el plano económico que le ayudarán a abrir las puertas en áreas
culturales y filosóficas. Son los siguientes: 11-22-33-44.

Ejemplos:
Ernesto: 5+9+5+5+1+2+6=33
Ester:5+1+2+5+9=22
Mario:4+1+9+9+6=29 (2+9=11)

Número uno

Es la unidad o referencia de las matemáticas, ilimitado en su accionar y limitado en sí mismo. Es un número fuerte que representa la base de la vida. Su regente es el SOL.

ASPECTOS POSITIVOS: simboliza energía, grandeza, autoridad, organización, dirección, inteligencia, creatividad, realización, logros.
ASPECTOS NEGATIVOS: denota orgullo, desmesurada ambición, gran desarrollo del ego, pereza, obstinación, soledad.
COLOR: Blanco.
METAL: Oro.
NOTA MUSICAL: Do.
PIEDRA PRECIOSA: Diamante y rubí.

Si lo tienes como número de Vibración Interna: Como número 1, te gusta un primer puesto o lugar en la vida. Sentirás un profundo deseo de triunfo, honores y fortuna. Posees una gran fuerza de voluntad, confianza en ti mismo, aplomo y gran inteligencia. Utilizarás estos elementos para lograr tus objetivos. Los aspectos positivos y negativos de esta vibración los puedes consultar arriba.

Si lo tienes como número de Vibración Kármica: Debes aprender a tomar decisiones, afirmando tu individualidad a través de esfuerzos, manejándote sin egoísmos ocupando tu primer lugar. Si lo haces, no pasarás por soledad afectiva.

Número dos

Simboliza la pareja, lo doble. Representa el principio femenino de lo receptivo, el YIN. Esta vibración contiene en sí misma lo positivo y negativo (la dualidad), estableciendo la lucha entre las dos energías, YIN y YANG, que deben encontrar el camino, el sendero, la vía. Vibrando positivamente, posibilita la superación de los obstáculos. Su regente es la Luna.

ASPECTOS POSITIVOS: otorga cambios, sensibilidad, intuición, imaginación, sentido desarrollado de la protección, magnetismo, fecundidad, cooperación hacia los demás, manejo del subconsciente e inconsciente.
ASPECTOS NEGATIVOS: Indica fluctuación, inconstancia, timidez, capricho, vacilación, insatisfacción, hipersensibilidad.
COLOR: Violeta.
METAL: Plata.
NOTA MUSICAL: Re.
PIEDRA PRECIOSA: Cristal, ópalo y perla.
Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Vienes predestinado a establecer contacto con otros. Eres muy sensible y emotivo, a pesar de una apariencia fría; los demás captan tu sensibilidad. Eres calmo, generoso y terco. Sabes superar obstáculos, consiguiendo lo que deseas lograr. Te gusta preocuparte por los demás.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Vienes a cooperar con otros, poniendo de tu parte mucho tacto. Cuando comprendas mejor a los demás, equilibrarás tus altibajos emocionales.

Número tres

Representa la Santísima Trinidad. Para los pitagóricos, el 3 era el número perfecto porque tenía un principio, un medio y un fin. Esta vibración se torna en esperanza realizada. Su regente es Júpiter.

ASPECTOS POSITIVOS: Otorga talento, capacidad de comunicación, creatividad, autoexpresión, poder de adaptación, agilidad mental. este número está asociado con religiones.También indica espíritu de invención, jerarquía, razonamiento, buen humor, sociabilidad, expansión, jovialidad, talento, amor, generosidad, armonía, fuerte personalidad, necesidad afectiva, influencia del medio ambiente.
COLOR: Púrpura.
METAL: Estaño.
NOTA MUSICAL: Mi.
PIEDRA PRECIOSA: Amatista y turquesa.

Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Posees una naturaleza emocional fuerte, que puede marcar tu vida. Necesitas de estímulo y elogios. Tomas decisiones de manera instantánea y eres astuto, práctico e inteligente. Tienes talento, que debes tratas de focalizar a través de actividades artísticas.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Vienes a desarrollar el talento que posees, manejando el optimismo y la constancia, ya que tu misión es autoexpresarte.

Número cuatro

Simboliza lo concreto, lo material, lo sólido, tanto en el plano físico como en el mental. Su regente es Urano.

ASPECTOS POSITIVOS: Otorga capacidad de evaluación, honestidad, deducción, planificación, instrucción, sentido de justicia social, objetividad, poder de innovación, discrección, cambios de actitud, tolerancia, liberalidad, aptitud para la investigación científica y las ciencias ocultas, firmeza, defensa de los conceptos arraigados.
ASPECTOS NEGATIVOS: Denota frustración, encasillamiento, reacción antagónica, estrechez de miras, poca previsión, neurastenia, irresponsabilidad, afán de posesión, pesimismo.
COLOR: Rojo oscuro.
METAL: Uranio y radio.
NOTA MUSICAL: Fa.
PIEDRA PRECIOSA: Lapislázuli y ámbar.

Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Sabes emprender y organizar, más que mandar y dirigir. Te apasionas con lo que realizas y no te das respiro en lo que emprendes. Eres ordenado y minucioso, pero a veces puedes resultar un tanto pesado y rutinario. No buscas el cargo de otros; te manejas con prudencia y equilibrio.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Debes estructurar tu vida de manera concreta y disciplinada, adoptando el orden y el razonamiento. Se te pide concentración.

Número cinco

Este número simboliza la vida, la libertad, el movimiento. Encontramos el número 5 en numerosos actos místicos y simbólicos. La energía que emana de los 5 dedos de cada mano (que utilizamos para la caricia o para el castigo) habla de las dos energías que maneja esta vibración. Su regente es Mercurio.

ASPECTOS POSITIVOS: Concede inteligencia, talento, capacidad para los idiomas, amor por los cambios, curiosidad, vivacidad, facilidad para la expresión manual, adaptabilidad, intelecto puro, análisis e intuición, agilidad mental, oratoria brillante, desplazamientos constantes.
ASPECTOS NEGATIVOS: Denota despreocupación por los deberes rutinarios, impulsividad, dispersión, excesos de todo tipo, nerviosismo, desequilibrio, simulación, hipocresía, irresponsabilidad, intolerancia.
COLOR: amarillo.
METAL: azogue.
NOTA MUSICAL: Sol.
PIEDRA PRECIOSA: azogue e imán.

Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Estás llamado a viajar, a cambios de profesión o ambiente en uno o varios momentos de tu vida. Eres de naturaleza curiosa. Adoras las novedades y vivirás buscando nuevas experiencias. Eres intuitivo, a veces, tímido y no te gusta atarte a compromisos.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Debes ajustarte a los cambios con equilibrio y sin dispersión, en todo nivel: mental, físico y espiritual.

Número seis

Duplica las condiciones de perfección de la Triada, obteniendo el perfecto equilibrio entre el plano material y el plano espiritual. La acompañan la armonía y la belleza. Por tener la doble creatividad (del número 3) es la vibración de servicio puesta en marcha no sólo con su entorno familiar, sino con todos los que lo rodean. Su regente es Venus.

ASPECTOS POSITIVOS: Aporta compasión, responsabilidad, amor por la familia, afecto, sentmiento, amistad, placer, arte, confort, calidez, humanidad, eficiencia, delicadeza, bondad.
ASPECTOS NEGATIVOS: Otorga hipersensibilidad, incapacidad para poner límites, inestabilidad, ansiedad, tendencia a la discusión, a la dependencia, falta de confianza, inconformismo.
COLOR: Azul.
METAL: Cobre, bronce.
NOTA MUSICAL: La.
PIEDRA PRECIOSA: Esmeralda y zafiro.

Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Buscas la armonía familiar, eres muy inteligente, te adaptas fácilmente y tienes agilidad mental; también eres sentimental y romántico. Si te ves obligado a reprimir tus sentimientos o sensibilidad, puedes volverte poco demostrativo y insensible. Posees un desarrollado sentido de la amistad y la camaradería.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Debes brindar amor, profundizando los lazos afectivos y obrando con responsabilidad.

Número siete

Representa el tiempo y el espacio, la búsqueda del intelecto y la filosofía. es número Cabalístico y Sagrado (de gran suerte pero de corta duración). Dios creó el mundo en 6 días y, al séptimo, descansó. Es una vibración que, desde la antigüedad, ha interesado a todos los espíritus. 7 son los arcángeles que rodean el trono de Dios; 7 son los pecados capitales y 7 las virtudes opuestas; 7 son los dolores y gozos de la Santísima Virgen; 7 los Sabios de Grecia (pitágoras era uno de ellos); Roma fue construida sobre 7 colinas.

Aparece en los cuentos: Blancanieves y los 7 enanitos, las Botas de 7 leguas. En la vida fisiológica es de vital importancia, ya que la dentición se pierde a los 7 años; a los 14 sobreviene la pubertad; a los 21 años se alcanza la mayoría de edad; a los 35 años, con frecuencia se desarrolla la máxima pujanza creadora; a los 49 años, la mujer comienza la menopausia; a los 56 años, el hombre sufre modificaciones de carácter y tiene crisis fisiológicas. Después de los 63 años, el cuidado debe ser más intensivo y, a los 70 años, comienza la vejez. Su regente es Neptuno.

ASPECTOS POSITIVOS: Aporta espiritualidad, idealismo, perfección, quietud, intuición, imaginación, amor por la naturaleza y la investigación, pensamientos profundos, curiosidad en todas las áreas, prudencia, juicio, tendencia a la fantasía, inspiración, reserva, sensibilidad.
ASPECTOS NEGATIVOS: Denota desaliento, depresión, autoindulgencia, retraimiento, ansiedad, rutina, resignación, irresponsabilidad, exclusión, selección, orgullo, sarcasmo, melancolía.
COLOR: magenta.
METAL: platino.
NOTA MUSICAL: Si.
PIEDRA PRECIOSA: Aguamarina, coral y marfil.

Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Sentirás la necesidad de definir lo que realices, a través de un profundo análisis, imponiéndote prudencia, disciplina y buen juicio.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Debes obtener no sólo el desarrollo mental sino tu parte intuitiva, analizando profundamente tu yo interno, sin introversiones ni aislamientos, demostrando más tus sentimientos.

Número ocho

Simboliza evolución e involución, el infinito. es un número kármico que posibilita el conocimiento a través de una gran evolución, exigiendo el equilibrio entre lo material y lo espiritual. Según Pitágoras, era el símbolo de la versatilidad y de la muerte. Su regente es Saturno.

ASPECTOS POSITIVOS: Aporta capacidad ejecutiva, perseverancia, justicia, esfuerzo, consolidación, conservación, disciplina, orden, estabilidad, autoridad, ecuanimidad, longevidad, derecho, ecuanimidad, longevidad, fortuna, amor filial.
ASPECTOS NEGATIVOS: Denota obstáculos, limitaciones, terquedad, rigidez, obstinación, agresividad, violencia, ocultamiento (es el más agresivo de los números).
COLOR: índigo.
METAL: plomo.
NOTA MUSICAL: medio tono ascendente.
PIEDRA PRECIOSA: granate y azabache.

Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Estarás a la búsqueda de lo que pueda elevarte en la escala social. Deseas alcanzar una situación de privilegio que te conduzca a destacar y a conseguir un buen nivel económico.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Tienes que equilibrar el mundo material y el espiritual, desarrollando generosidad.


Número nueve

Representa al pensador con sus pensamientos. según Pitágoras, es el “océano donde se mueven los números” y la vibración “tres veces perfecta”. este número es de gran importancia para la vida, pues el niño permanece 9 meses en el seno de su madre antes de nacer. Augura éxito en el terreno intelectual mediante la creación artística, más que en el aspecto económico. da tendencia hacia la música, el altruismo y la nobleza. Su regente es Marte.

ASPECTOS POSITIVOS: Otorga fuerte personalidad, gran magnetismo, impulso, potencia, éxito, liderazgo, aventura, capacidad combativa, sensualidad, energía, dinamismo.
ASPECTOS NEGATIVOS: Aporta dispersión, actitudes agresivas, celos, posesión, venganza, tiranía, paranoia, egoísmo. Como dígito final, depara un sinfín de pruebas.
COLOR: rojo.
METAL: acero.
NOTA MUSICAL: bemol.
PIEDRA PRECIOSA: hematites rojo y malaquita.

Si lo tienes como Número de Vibración Interna: Posees vigor, decisión, sensibilidad hacia el sufrimiento de los demás. esto puede inclinarte a vivir de manera impersonal, en beneficio de los menos desfavorecidos.

Si lo tienes como Número de Vibración Kármica: Deberás preocuparte por el bien de otros, desarrollando al máximo tu potencialidad espiritual. Ser compasivo, altruista y servir de ejemplo a otros.



domingo, noviembre 13, 2016

El Reino Subterraneo



Ya hace años, os hablé de este reino subterráneo llamado Agharta, donde se ha desarrollado desde hace milenios una civilización fantástica. Este reino escondido está en comunicación con la superficie de la tierra porque existen aberturas en diferentes países del mundo: en los polos, en América del Sur, en Mongolia, en el Tibet…e incluso en Francia, en los Pirineos. Desde tiempos muy lejanos se han transmitido leyendas - sobre todo entre los pueblos nórdicos – que hablan de un país, más allá de los hielos polares, una tierra donde reina una eterna primavera. Y según una conocida tradición de la Ciencia iniciática, las auroras boreales estarían producidas por seres extremadamente evolucionados que habitan en estas regiones y por una luz que procede del centro de la tierra.

Algunas personas en el mundo han tenido conciencia de la existencia de Agharta. Incluso se ha hecho una película, «Shangri-La» en la que se cuestionaba la existencia del país de la eterna juventud. Pero en todos los países existe esta tradición. Ya sea en Grecia, en India, en Egipto, todos los pueblos han tenido sus ideas respecto a este país de la juventud y de la eterna felicidad; y es precisamente el reino subterráneo de Agharta al que otras culturas han llamado el país del Santo Grial, Thulé, el jardín de Hespérides ...

Ahora, cada vez más, se habla y se escribe sobre Agharta, pero hace años era una cuestión poco conocida. Había el libro de un ruso, Ossendowski: «Bestias, hombres y dioses» que cuenta todo lo que le ha sido dicho a este respecto en los monasterios del Tibet. Pero sobre todo es el libro del marqués Saint Yves d'Alveydre: «La misión de la India», el que aporta las mayores revelaciones sobre Agharta. Saint- Yves d'Alveydre era un escritor, un erudito e incluso un Iniciado. Poseía la facultad de desdoblarse, y por eso revela en esta obra que ha podido entrar personalmente en Agharta. Da detalles extraordinarios sobre este reino subterráneo iluminado por una especie de sol central, donde, al igual que sobre la tierra, crecen árboles y flores, donde viven animales y hombres. Habla de bibliotecas y de archivos que se extienden a través de kilómetros y que contienen toda la historia de la humanidad. Sí, libros extraordinarios que fueron escritos por grandes Iniciados y que contenían grandes secretos; fueron retirados de las manos de la humanidad, pero están allá, en Agharta, y sólo aquéllos que están evolucionados tienen derecho a leerlos.

Todo lo que pasa en el mundo desde un principio está registrado y conservado en estos archivos. Todo lo que ha desaparecido de la superficie de la tierra y que se cree definitivamente perdido, se encuentra allá abajo. Si queréis saber cómo eran ciertos personajes históricos, allá lo encontraréis. Y también vosotros estáis allí, en miniatura. Porque todos nosotros existimos bajo la forma de un doble para que se nos estudie. En Agharta hay siempre un reflejo en miniatura de todo lo que pasa aquí. Y los Aghartianos saben incluso que en este momento estoy hablando de ellos.

Algunos, que han investigado, piensan que los bohemios, los zíngaros, proceden de Agharta, de donde fueron expulsados, y que es de allí de donde han traído los conocimientos que tienen sobre el Tarot, por ejemplo, y que se transmiten de generación en generación. Se cree también que los Aghartianos proceden de los Atlantes y de los Lemures. Antes de que el continente comenzara a zozobrar - habrían pasado quince mil años según ciertos investigadores - deberían haber huido con sus máquinas extraordinarias para refugiarse en las entrañas de la tierra donde han creado ciudades, asentándose allá.

Evidentemente se cuentan toda clase de historias extraordinarias respecto a Agharta. ¿Son verdaderas o falsas? No es esto lo que me interesa. Lo que me interesa es la filosofía, los principios sobre los que se ha fundado este reino, y cómo propagarlo, y sobre todo cómo hacer comprender a los humanos que acabarán rompiéndose la cabeza si continúan siguiendo filosofías erróneas.

Agharta es un reino muy sabiamente organizado y gobernado, donde millones de hombres viven en la prosperidad, la paz y la felicidad, al abrigo de enfermedades e incluso de la vejez. Saint-Yves d'Alveydre habla en detalle de esta organización. En la cumbre reina una trinidad de seres: el Brahatma, el Mahatma, y el Mahanga (que Ossendowski cita bajo los nombres de Brahytma, Mahytma y Mahynga). A Brahatma está confiada la Autoridad, a Mahatma el Poder, y a Mahanga, la Organización. Y como Agharta posee una estructura que es un reflejo del orden cósmico, por debajo de esta trinidad superior hay un grupo de 12 personas, a semejanza del zodíaco, y después un grupo de 22, a semejanza de los 22 principios del Verbo, con cuya ayuda Dios creó el mundo; después 365, como los 365 días del año, etc.

Durante años he reflexionado y meditado mucho sobre Agharta y he trabajado para entrar en comunicación con su reino invisible. Quizás no lo creáis, pero ha llegado el momento de decíroslo; os traigo la misma organización. Es preciso que los humanos comprendan ahora que aún no han encontrado el gobierno que les conviene y que sólo la sinarquía, el gobierno de los Iniciados, puede resolver todos los problemas políticos, sociales, económicos.

Os traigo la misma cultura que existe en Agharta. Todavía no puedo en verdad, desvelarla, revelarla, porque parece ser algo tan lejano, tan absurdo, que me arriesgo a que me metan en algún sitio especial... Sí, si os digo todo lo que sé, me meterán en un manicomio. Es por ello que no me atrevo a haceros ciertas revelaciones. Pero todo está aquí, en mi cabeza, y cada vez os hago penetrar más y más en estas verdades de la Ciencia iniciática. Por otra parte, si actuáis de buena fe, no podéis dejar de reconocer que todo lo que os he revelado hasta ahora era verdad. Así pues, os dejo libres, haced lo que queráis.

Y lo que es absolutamente verídico es que os traigo una nueva cultura. La Enseñanza de la Fraternidad Blanca Universal tiene por misión el introducir en el mundo la filosofía de Agharta. Una tradición cuenta que Rama, después de haber conseguido asentar la Edad de Oro en la tierra, fue a habitar a Agharta y que muchos otros grandes espíritus, como Buda o San Juan, o incluso el alquimista Nicolás Flamel, también han ido a vivir en Agharta. Pero lo que no se sabe, es que en nuestra época los Aghartianos se reencarnan sobre la tierra para traer su ciencia, su organización, su gobierno: el gobierno de los Iniciados.

Puedo explicaros cómo viven los Aghartianos, cómo nacen, cómo entienden el amor. Saben que la fuerza sexual es una energía preciosa, por eso no la malgastan, sino que por el contrario la utilizan para convertirse en criaturas superiores, en divinidades. Por otra parte es de Agharta de donde procede el verdadero Tantra-yoga, tan conocido en el Tibet y en la India, pero del que muy pocos Occidentales tienen una buena comprensión. ¡En cuanto a la práctica, mejor no hablar...! Muchos no han logrado otra cosa que enfermar y desequilibrarse. Así pues, atención, no os aconsejo que os embarquéis en este sentido. Estudiad, preparaos, purificaos, y enseguida obtendréis todo tipo de revelaciones sobre la extraordinaria ciencia de aquellos seres.

Porque la ciencia de los Aghartianos concierne también a los descubrimientos más avanzados de la física. Tienen la posibilidad de vigilar y controlar todo lo que pasa sobre la tierra; pueden incluso destruir completamente a toda la humanidad desencadenando la potencia de los cuatro elementos. Pero como son seres evolucionados y pacíficos, no lo harán. Incluso es muy probable que los platillos volantes cuya existencia ahora ya no se puede dudar, no procedan de otros planetas, sino del centro de la tierra, pasando por el polo Norte o Sur. Muchos observadores situados en el Ártico o en el Antártico han visto platillos volantes que iban o venían en esta dirección.

Los Aghartianos tienen pues, medios de locomoción completamente excepcionales. Lo que es notable, es que se hayan manifestado sobre todo a partir de 1945, después de la bomba atómica de Hiroshima. Vienen para vigilar, saben que los humanos son tan insensatos que podrían destruir la humanidad; y en este caso, también ellos, bajo tierra, serían alcanzados, y evidentemente están un poco inquietos. Puede ser que dentro de algunos años se decidan a salir para dar mensajes, advertencias. Puede que también ¿por qué no? se lleven consigo a algunos de vosotros, para mostrarles el esplendor de su país devolviéndolos enseguida a la tierra. Hasta el presente ninguno de los que han podido ir a Agharta han vuelto. Pero los Aghartianos son de una bondad y generosidad tan grandes, que no hay que temerles. Han vencido todas las debilidades humanas.

Naturalmente muchos han intentado perseguirles. Pero sus platillos volantes están rodeados de un campo magnético que les hace invulnerables, y si ven que les persiguen proyectan rayos que detienen o bloquean las máquinas de sus perseguidores. Trabajan siempre con la luz; su poder está en la luz, con ella neutralizan todas las fuerzas hostiles. Se ajustan a esta regla iniciática según la cual hay que utilizar la luz como protección contra los elementos nocivos. Pronto, los humanos comenzarán a descubrir muchos de sus secretos.

Y yo, os lo estoy diciendo desde hace años: no hay nada tan importante a estudiar como la luz, porque la luz tiene todos los poderes. Últimamente la ciencia ha descubierto la potencia del rayo láser. Quedan muchos descubrimientos por hacer, pero un día todo lo que os he revelado será reconocido y comprobado. Hasta el presente no se han tomado en serio estas revelaciones, porque no han sido confirmadas por la ciencia oficial. En lugar de sentidas interiormente, de tocadas casi con su alma, con su espíritu, los humanos, que están tan intelectualizados, esperan el veredicto de la ciencia oficial para creer las más grandes verdades. Pero os lo digo: tarde o temprano lo que os he revelado en mis conferencias será comprobado científicamente.

Esto empieza por otra parte con las experiencias que se han hecho en Rusia; los demás países están retrasados, pero seguirán a los Rusos y aceptarán la realidad del poder del pensamiento, del aura, de la clarividencia. Unos técnicos han preparado ahora unos aparatos que pueden registrar ciertos fenómenos llamados «parapsíquicos» y estamos obligados a aceptar los resultados de estos registros. Los humanos esperan siempre el veredicto de los aparatos externos, sólo confían en estos aparatos. Mientras que los aparatos que el Creador ha puesto en ellos mismos, no los tienen en cuenta, no los utilizan. Sin embargo debería ser al revés.

Os he dicho que Agharta me interesa desde el punto de vista filosófico por el modelo de organización, de gobierno y de vida colectiva que nos presenta. También nosotros debemos trabajar para la colectividad con el mismo desinterés que los Aghartianos, con este amor infatigable, con el fin de formar una familia sobre toda la tierra, y que no haya más fronteras, guerras ni miserias.

En aquel momento, los intereses de cada persona serán respetados. Cuando todo marcha bien en la colectividad, cada uno de sus miembros se encuentra bien. Mientras que si sólo están bien algunos individuos, pero no la colectividad, estos individuos tarde o temprano son amenazados y aplastados porque este bienestar no es una situación estable y duradera. Por eso cuando se ve que cada cual no tiene otra idea en la cabeza que estar bien él, burlándose abiertamente de los demás, se puede predecir que se trata de una situación inestable. Si los humanos hiciesen un esfuerzo por olvidarse un poco de sí mismos, para consagrarse a la colectividad, todo el mundo tendría sus intereses salvaguardados. Porque el interés de todos está ahí. Por eso siempre digo: no sabéis lo que os conviene, vuestro comportamiento lo prueba, tarde o temprano os desmoronaréis.

La vida colectiva nos envuelve, nos domina, nos dirige, no se puede jamás ser libre e independiente frente a la colectividad. No hay pues que ocuparse en buscar un pequeño abrigo para sí, porque estos no son más que paños calientes. ¡Pero se está aún tan lejos de esta amplitud de conciencia! Naturalmente, los humanos han progresado en el sentido colectivo. Pero no es suficiente porque aún siguen destruyéndose entre sí. Su conciencia se ha ampliado un poco, es verdad, pero la situación no ha cambiado. Antes, se mataba a un hombre, ahora se pueden matar a millones de golpe. ¡Ahí está el progreso! ¡Ah! en eso se ha progresado. También las ciudades son mayores, pero interiormente la naturaleza es la misma: cada cual en su agujerito.

Hay que ir a buscar soluciones en lo alto, en el espíritu, en la luz. Mientras que los humanos intenten resolver los problemas sin esta luz, incluso las mayores transformaciones políticas, sociales, etc., no serán verdaderamente eficaces; habrá siempre un germen de interés personal que irá contra el interés colectivo y que, poco a poco, contaminará todo el resto. Es preciso pues que consulten esta sabiduría eterna a la que consultan los Aghartianos y que yo siempre consulto, entonces ella les dirá qué hacer. Pero tampoco la Iglesia la consulta. La Iglesia incluso reemplaza el interés del Señor por su propio interés; y por ello la predicción de Fátima es terrible para ella. Pero la gente ya no cree en nada, son el interés y el dine­ro los que ocupan ahora el primer lugar.

Por eso sé muy bien que el sistema que os traigo aún no tiene posibilidades de ser comprendido ni aceptado. E incluso si ciertas autoridades supiesen que nuestra Enseñanza está basada en la sinarquía, serían capaces de intentar clausurar nuestro establecimiento. ¡Se detesta la sinarquía! Pero las condiciones van a cambiar, y pronto resultará imposible detener la propagación de estas verdades. Nadie en el mundo podrá impedirlo. Es la época de Acuario que se está acercando y que nos trae la Enseñanza de la colectividad.

El orden sinárquico llegará y será probado. Cada sistema debe probarse, y si se demuestra que es ineficaz, es reemplazado por otro, y luego por otro más... Es así como, ensayando, se acaban por encontrar las soluciones correctas. En realidad, en lugar de continuar haciendo experiencias dolorosas y que cuestan muy caras, se podría adoptar de golpe este sistema que existe ya en alguna parte desde hace millares de años.

Desgraciadamente por el momento cada cual quiere experimentar personalmente para descubrir solo las grandes verdades. Claro está que a través de este sistema se termina por llegar, y todos llegarán, pero será muy largo, y se necesitarán siglos, milenios. Todos están preparados por el Creador para encontrar la verdad, pero es el tiempo para encontrarlo el que no es el mismo para todos. Los que aceptan guías, instructores, Maestros, acortan el tiempo, las pérdidas y los sufrimientos. Los que no aceptan estos medios eficaces y rápidos harán también los mismos descubrimientos que los demás, pero en millares de años. Prefieren encontrarlo solos, quieren permanecer libres y no aceptan someterse, seguir a otro; también ellos acabarán por encontrar un día, pero ¿en cuánto tiempo?

Este estado de espíritu está sobre todo muy propagado entre los intelectuales. Sí, hay alguien en alguna parte, pero es muy raro encontrar intelectuales que no sigan este camino, son una excepción. Personalmente, me encuentro entre estas excepciones. Felizmente la Providencia me ha salvado privándome de toda clase de posibilidades intelectuales, que ha dado, por el contrario, a los demás. Por esta razón me he preocupado en aceptar la sabiduría de los que me superan. Todos los que tienen grandes facultades intelectuales se creen muy capaces... Pues bien, encuentro que la Providencia no se ha cuidado mucho de ellos. No aceptan ninguna autoridad, sólo cuentan consigo mismos, y por lo tanto van a necesitar millares de años aún para descubrir la verdad.

Desde hoy hasta dentro de algunos años se harán grandes descubrimientos. La cuestión está en saber si habrá bastante gente preparada para comprenderlos, sentirlos y realizarlos en su vida. Está dicho en la Biblia que al final de los tiempos todo será desvelado. Y este tiempo está próximo. Evidentemente, cuando se dice «el fin de los tiempos», no hay que imaginarse que se trata verdaderamente del fin del mundo. ¡Cuántas veces se ha anunciado ya el fin del mundo... incluso dando la fecha! Pero he aquí que la fecha pasaba y el mundo continuaba. Se producían, naturalmente, algunos trastornos pero el mundo continuaba. La humanidad nunca desaparecerá completamente. Los humanos son sólidos, no os preocupéis, lo resisten todo. Pero que pronto se producirán todo tipo de trastornos y de desórdenes, y que se producirá el fin de una época, eso sí es cierto.

En su libro: «Bestias, hombres y dioses», Ossendowski cuenta que una tarde, cuando atravesaba una región desértica de Mongolia en una caravana de camellos, se hizo de pronto un silencio impresionante (y Saint-Yves d'Alveydre también menciona este fenómeno): los hombres y los animales se detuvieron, e incluso los pájaros dejaron de volar. Su guía le explicó que este recogimiento de toda la naturaleza corres­pondía al momento en que el Rey del mundo entraba en el santuario de su palacio subterráneo de Agharta para orar en él. Muy pocos hombres han podido ver al Rey del mundo, aun­que algunas veces se muestra, en ciertas fiestas religiosas, y su aparición cada vez ha estado acompañada de prodigios. Ha hecho predicciones, algunas de las cuales ya se han cumplido, y otras también se realizarán. Sí, el Rey del mundo existe; espera el momento para manifestarse. Y también, ya os lo he dicho, algunos seres de Agharta vienen a encarnarse sobre la tierra para poder realizar los proyectos del mundo invisible. Muchos están a punto de trabajar en este sentido para un gobierno mundial.

Entonces, veamos, entendedme bien: arriba está la nueva Jerusalén, Iérouschalaîm Hadascha, de la cual habla San Juan, y abajo, Agharta. Nosotros, los humanos, estamos situa­dos entre ambos. Entonces, la nueva Jerusalén va a descender y Agharta va a ascender, y ello constituirá el Reino de Dios entre los hombres. Como la Jerusalén celestial, Agharta es una idea de la vida interior. Los alquimistas aludían a Agharta con la palabra VITRIOLUM, en la que cada letra representa en realidad el principio de una palabra, lo que produce esta frase latina: «Visita Interiora Terrae Rectificando Invenies Occultum Lapidem Veram Medicinam». Lo que significa: «Visita el interior de la tierra. Rectificando, encontrarás la piedra escondida, la verdadera medicina.» Agharta, también es esta tierra interior que es preciso visitar. Porque el hombre esta hecho a imagen del universo y todo lo que existe fuera de él existe también en él.


Extracto del Libro: “Acuario: Llegada de la Edad de Oro”
OMRAAM MIKHAEL AIVANHOV

domingo, octubre 30, 2016

Como Detener los Pensamientos Negativos


Un mensaje de Rhonda Byrne – Creadora de El Secreto"

¿Cómo detengo mis pensamientos negativos?" – es una pregunta que me han hecho muchas veces. Si alguna vez usted hizo esa pregunta puede sentir un enorme alivio al conocer la respuesta, ya que es muy sencilla. ¿Cómo puede detener sus pensamientos negativos? ¡Sembrando buenos pensamientos!

Cuando trata de detener los pensamientos negativos, se está enfocando en aquello que no desea – los pensamientos negativos – y los atraerá abundantemente. Jamás lograrán desaparecer si se enfoca en ellos. La parte de "detenerlos" es irrelevante – puesto que está enfocado/a en los pensamientos negativos. No importa si trata de detener, controlar o apartar los pensamientos negativos, el resultado será siempre el mismo.

Está enfocado/a en los pensamientos negativos y, de acuerdo con la ley de atracción, está invitando a su vida un gran número de ellos.La verdad es siempre muy sencilla y fácil. Para detener los pensamientos negativos, ¡simplemente siembre pensamientos positivos! ¡Siembre buenos pensamientos deliberadamente! .

Está sembrando buenos pensamientos cuando practica diariamente el aprecio por todas las cosas que se presentan en su diario vivir. Aprecie su salud, su hogar, su familia, su trabajo, sus amistades, su entorno, sus comidas, sus mascotas y la magnífica belleza del día. Alabe, elogie y agradezca todas las cosas. ¡Cada vez que da "Gracias" está generando un buen pensamiento!. A medida que vaya sembrando más y más pensamientos buenos, los negativos irán desapareciendo. ¿Por qué? Porque se estará enfocando en los buenos pensamientos y uno atrae aquello en lo que se enfoca.

Por eso, no debe prestar atención alguna a los pensamientos negativos. No se preocupe por ellos. Si llega alguno, genere la luz con ellos, no les dé importancia, y permita que sirvan para recordarle que debe tener más pensamientos buenos en ese mismo instante.

Cuantos más pensamientos buenos pueda sembrar en un día, tanto más rápidamente se irán transformando en cosas buenas. Si pasa todo el día hablando de las cosas buenas y dando "Gracias" en todo momento, no podrán creer lo que les espera en el día de mañana. Tener buenos pensamientos con deliberación se asemeja a la siembra de semillas. Al tener buenos pensamientos, usted siembra buenas semillas en su interior y el Universo transformará esas semillas en un jardín del paraíso. ¿En qué forma se presentará ese jardín del paraíso? ¡Como su vida!


jueves, octubre 13, 2016

¿Es posible el contacto con seres incorpóreos?


  Ya sabéis, los que habéis sido criados en alguna familia tradicional, que según las viejas creencias las presencias espirituales están siempre junto a los niños. Los de mi época, sobre todo en familias muy tradicionales –y la mía lo era– no sentían la presencia de espíritus, de muertos incluso, como algo tan alejado ni tan terrorífico como más tarde llegó a ser, sino que integraban, a la manera que las urbes romanas, el espíritu de la familia. Los cuadros de las personas muertas, las figuras a veces simplemente de escayola del ángel de la guarda, nos hacía mantener un estado de contacto permanente con un mundo invisible. Además entraban en la educación una serie de elementos que hoy llamaríamos míticos, se enseñaba a los niños ciertas realidades psicológicas. No estoy muy seguro de que hayamos avanzado mucho en cuanto a darle a veces a un niño conocimientos para los cuales no está preparado. Adelantando, de alguna manera, una visión completamente positivista de la vida. 

El hombre necesita para vivir no solamente una casa o un empleo seguro, también necesita un poco de ilusión, creer en algo. Habría en el mundo, por tanto, muchas realidades paralelas. No solamente realidades estrictamente físicas sino también realidades que podríamos llamar metafísicas, o sea, que están más allá de la parte física, y que sin embargo son también nuestro alimento, nuestra necesidad. Para poder hablar de los espíritus, de aquello que no es exactamente corpóreo, tangible, es necesario primero tratar de ver el mundo como realmente es y no como nos quieren hacer ver a través de los grandes medios de difusión.

He escrito varios libros, y el primero lo comencé cuando tenía 20 años. Ese primer libro o novela Ankor el Discí-pulo, me sorprendía a medida que lo iba escribiendo, porque sus personajes cobraban vida propia. Nunca se me había ocurrido ubicar dentro de esa novela, que era sobre la vida de un discípulo en la Atlántida, batallas y escenas de guerra, pero mis personajes escapaban, eran raptados por los piratas, perseguidos por la guardia real, se encontraban, se peleaban. Y yo lo único que hacía era seguir con mi mano escribiendo, escribiendo, escribiendo. (En aquel entonces todavía sabía escribir a mano, ahora las sofisticaciones han hecho que apenas pueda firmar). Pero mis personajes iban surgiendo de alguna manera y de alguna parte. Y el que escriba poesía o el que compone música sabe perfectamente que no es uno el que está escribiendo, sino que eso viene de alguna otra parte, es una especie de inspiración. Incluso puede bajarnos en cualquier momento, aún en los momentos más absurdos. Si no lo escribimos, y muchos de nosotros tenemos esa experiencia, si no transcribimos esa poesía, ese pensamiento filosófico, desaparecerá para siempre. Ya no lo vamos a recordar con la misma frescura. Sabremos de qué se trata, pero de ninguna manera va a tener aquella entereza, aquella verdad global que tenía al principio. No, eso lo hemos perdido para siempre.

Hay un contacto cotidiano entre el mundo que podríamos llamar espiritual y el físico. Un contacto que es evidente pero que nuestra educación nos ha hecho muchas veces rechazar, de igual manera que en el siglo pasado se hubiese rechazado la existencia de las ondas hertzianas. Podemos poner una radio en una habitación con todas las puertas cerradas y sin embargo conectamos perfectamente y la oímos. ¿Cómo es que esa voz traspasa las paredes? Yo no puedo atravesar un muro, pero si fuese una onda hertziana podría atravesar la pared. De tal manera tenemos que ver que esos mundos que podríamos llamar de lo espiritual, de lo energético, lo material, no estarían absolutamente divididos, sino que estarían integrados, globalizados dentro de un Universo que los contiene. Y aunque no sepamos a veces exactamente lo que pasa, lo intuímos, lo sentimos, y además lo necesitamos profundamente. Porque por más heroicos que seamos es muy difícil vivir sin alguna forma de conciencia espiritual.

Todos hemos aparecido en la vida como quien aparece en el escenario de un teatro. Alguien nos empujó de golpe, no sabemos quién, y en un buen momento, cuando ya le habíamos tomado gusto a la vida, cuando creíamos haberla entendido, otra vez viene un brazo misterioso que nos saca de la escena. Esto es como un teatro donde venimos a representar algo. ¿Por qué? ¿Para qué? El viejo omnia transit es cierto, todo pasa. Y aunque a aquellos a los que nos gusta la Arqueología o tratamos desesperadamente de que nuestras piezas no se herrumbren, no se caigan, no se deshagan, sabemos que se van a deshacer inexorablente. Porque todo se va renovando. Si nos quedamos quietos en una habitación cuando entre un rayo de Sol por la ventana, vemos caer continuamente un polvo fino que va sepultándolo todo para la renovación de las cosas. Vemos cómo los edificios más antiguos se hunden en la tierra y cómo todo cambia, nada permanece.

¿Por qué varían las cosas, por qué cambian? No podemos quedarnos en el fenómeno en sí, sino indagar para qué todo esto, para qué esta angustia, esta destrucción. Por qué el hombre común está siempre en lo que llamaban los existencialistas de la época de Sartre ese «estado agónico». O como diría Jaspers, ese estado límite en el cual siempre tenemos la presencia de la enfermedad, de la vejez, de la muerte, rememorando a Siddarta Gautama. El hombre ha ido cambiando, ha ido mutando sus ideas, sus costumbres, pero vuelve siempre a estas viejas preguntas. Los filósofos creemos que lo que diferencia fundamentalmente al hombre del animal no es la razón, ni el aspecto, sino el hecho de que el hombre puede percibir a Dios, y puede percibir también un mundo metafísico, un mundo que no es solamente de materia, sino que está más allá de la materia. Y lo percibe con el alma y con el corazón, no solamente con el instinto. A veces me divierto viendo como mi gato de Siam persigue a los elementales, a los espíritus de la naturaleza. Él está hecho para eso, y los ve. De sus garras afiladas surgen ciertas formas que tratan de cazar a ese elemental. Él puede verlos, pero no creo que lo razone –se lo pregunté varias veces, pero nunca me contestó–.

Por eso los antiguos decían que el ser humano no estaba constituido tan sólo de materia, sino que era, digamos, una especie de envoltorio que además de la parte material tenía otras partes, partes sutiles que incluso purificaban la forma y manera del ser material. Tal vez muchos de vosotros cuando erais niños jugábais con un imán, un papel y limaduras de hierro. Si se pone un imán debajo de un papel y encima de éste limaduras de hierro, inmediatamente toman una determinada forma. Cuan-do quitamos el imán, las limaduras van a cualquier parte, están en estado caótico, se caen del papel. Si volvemos a poner el imán, las limaduras no se caen aunque volvamos a invertir el papel.

Por tanto, las limaduras no son lo que da la forma, lo que da la forma es el magnetismo, ese tipo especial de electricidad que existe entre los dos polos del imán. Tal vez hayáis opuesto dos imanes. ¡De qué manera se rechazan! Parece que hubiese algo en medio de ambos imanes. Cuando uno es pequeño pasa un dedo o un papel para ver si encuentra algo. ¿Qué es lo que ofrece tanta resistencia a que se unan? Es algo invisible, y sin embargo real, esa fuerza eléctrica, magnética. Desde este simple y burdo ejemplo tenemos la existencia de algo que no es estrictamente físico y que sin embargo es real. Por eso los antiguos decían que nuestro cuerpo está conformado en 7 planos de conciencia o 7 dimensiones o estados de vibración.

El agua, con las dos valencias de oxígeno y los dos átomos de hidrógeno, con una consistencia casi coloidal, es exactamente igual que el hielo, con sus aristas y puntas, que parece casi un metal, y que el vapor, cuya consistencia es mínima. Todo esto es uno. De la misma manera los antiguos decían que el hombre era uno. Y de ese hombre uno, la parte física es tan sólo la parte inferior. Como las limaduras de hierro hacen el reflejo de la forma del arco magnético, así también nuestra forma física, nuestra presencia física, sería nada más que la representación, la consolidación de un estado energético y quizá incluso de un estado espiritual que nos mantiene, digamos encarnados dentro de lo físico. Entre los antiguos hindúes esta parte inferior era llamada el stula-sharira. Luego estaría el prana-sharira. Este prana-sharira o doble etérico, comúnmente dicho, hace que las cosas permanezcan en determinadas formas y relaciones. Por encima estaba el linga-sharira, o sea el mundo psíquico, el mundo de las emociones. Hay una gran interrelación entre los tres mundos.

Decían los antiguos filósofos hindúes que hay otro cuerpo intermedio llamado kama-manas, o sea mente de deseos, la formada por nuestras ideas cotidianas. El antakarana es el puente o la unión con la parte superior llamada manas. Manas es el espacio donde radica el Yo. Cuando realizamos una meditación, dejamos el cuerpo, vamos más allá de la parte meramente energética, el corazón empieza a bajar sus pulsaciones, baja la tensión arterial, tranquilizamos nuestra psiquis, hacemos que nuestra mente, habitualmente un mar embravecido, se vaya tranquilizando, se vuelva un espejo. ¿Quién se mirará entonces en esa tranquilidad absoluta, quién está más allá de todo eso? ¿Quién puede decir si está tranquilo o no? Evidentemente algo que no es ese mar tranquilo, algo que está fuera de dicho mar. Es este Yo, esta parte superior que también representan con un triángulo, formado por tres elementos. Uno es esta Mente, este Yo superior que de alguna manera mantiene cierta cohesión aquí debajo. Este Yo posee algo muy misterioso que podemos llamar intuición, la posibilidad de conocer algo sin pasar por los procesos lógicos. Esto se aprecia en el Arte sobre todo. Sería ese «lugar» donde no tenemos que justificarnos ni explicar nada, porque somos como somos. Y en silencio nos arrebujamos dentro de nosotros mismos, y nos apartamos del mundo, felices o infelices, pero somos lo que Somos.

Respecto a la muerte, decían los antiguos que sobreviene poco a poco. Se van presentando algunos daños en determinadas zonas que hacen que al fin sea insostenible la posibilidad de tener un cuerpo físico. Ese cuerpo físico empieza a tener problemas de todo tipo. La parte etérica obviamente también está deteriorada. Es una especie de rueda, una cosa deteriora a la otra. Entonces se cae en lo que en Astrología se llama el cono de tinieblas, donde está el último punto de muerte. Al llegar a ese cono, cuando ya no se puede salir, todo empieza a enfermar y a destruirse según el destino de cada cual. Queda el doble, que está muy cercano a la parte física, lo que generalmente se llaman los «fantasmas», que son los que provocan ciertos fenómenos físicos, voces, lamentos, temperaturas diferentes en el aire, movimientos de algunos muebles, el encendido o apagado de luces.

Ya en época de Platón le preguntaban a Sócrates: «¿Es lícito que llamemos en las encrucijadas de los caminos a los espíritus para que nos ayuden?», y Sócrates decía: «Cuidado, generalmente los espíritus que están en las encrucijadas de los caminos no son los más altos, los más elevados, son simplemente hombres perdidos que están a su vez esperando que alguien les diga hacia dónde ir». O sea, que el contacto con este tipo de espíritus no es excesivamente bueno. Desde mi punto de vista no es bueno de ninguna manera. Lo que pasa es que tal vez sea bueno para aquel que no cree en nada, porque el hecho de ver uno de esos fenómenos parapsicológicos nos devuelve cierta raíz de Fe.

Éstos en realidad no son espíritus. Digamos que son formas de tipo espiritual incorpóreas que Helena Blavatsky –la gran Iniciada del siglo pasado– llamaba los «cascarones astrales». Poco a poco, si no son alimentados, porque pueden ser alimentados, al evocarlos, al llamarlos, al poner ofrendas, como se hacía en la Antigüedad y todavía se hace hoy en muchos pueblos de la Tierra: de leche, de miel, de perfumes, también van rompiéndose, destruyéndose. Pasar el puente ya es otra cosa. Si estamos muy aferrados a las cosas del mundo nos va a ser muy difícil, pero si no lo estamos podemos pasarlo y gozar de un largo descanso.

Según los hindúes existen dos destinos: Devakán y Kamaloca. El Kamaloca (literalmente, «lugar de los deseos») y el Devakán («lugar de los devas o ángeles»), permitirían cierta separación como entre dos formas de «cielo». Lo encontramos también en las antiguas creencias egipcias, cuando hablan del «Amenti», o sea, el cuadrado mágico en el cual las alas de Amón se sitúan en la parte iluminada del cuadrado. También lo vamos a encontrar en las creencias de la América Precolombina, cuando nos hablan de la subida y de la bajada de Quetzalcoalt, que se va a convertir en el dios Xolotl (en las tinieblas asume la forma de un perro, igual que el Anubis egipcio). O sea, que para los antiguos quedaba tan sólo la parte inmortal, imperecedera, para volver a tomar masa otra vez.

Tenemos que entender que todos somos en cierta manera espíritus incorpóreos. Somos en realidad invisibles, imponderables y solamente son visibles los reflejos del mundo material, aquí abajo. Así el efecto del imán es invisible a no ser que dispongáis las limaduras de hierro para que se vea. Nosotros también estamos polarizados, encarnados, atrapados en la parte exterior. Desde el punto de vista esotérico, filosófico, la muerte no existe, existe simplemente una forma de sueño profundo. Cuando dormimos existe un momento de sueño muy profundo donde el cuerpo está absolutamente inmóvil, según ha descubierto la Psiquiatría contemporánea. La moderna nomenclatura lo llama sueño paradójico. Ese sueño es el que nos permite soñar, vivir en otra dimensión, en otro mundo. De alguna manera, todos por la noche morimos y volvemos a resucitar por la mañana. Todo nuestro aspecto orgánico se aminora con el sueño, los latidos del corazón van siendo más lentos, los músculos estriados van aflojándose, etc.

Es lo que necesitamos para volver de nuevo a la actividad, a este gran péndulo que, como el de Foucault, sigue marcando nuestra existencia hacia un lado y hacia otro. Lo importante tal vez no sea el péndulo en sí, sino de dónde pende. No os dejéis engañar por el movimiento del péndulo de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, mirad hacia arriba. A medida que elevéis la mirada vais a ver que se mueve menos y llega un momento en que hay algo fijo, de lo cual pende todo lo que es móvil. Si podéis llegar a entender, observar, sentir eso que está fijo más allá de todo lo que es móvil, entonces seréis realmente filósofos, habréis pasado las puertas de la muerte y de la vida. Quizá no se sea más o menos feliz, pero se sabe algo que normalmente se ignora, se tiene una nueva responsabilidad y se marcha en la vida con más fuerza, con más entereza y con más esperanza e ilusión.

Prof. Jorge Ángel Livraga Rizzi
Conferencia dada en junio de 1990.

sábado, septiembre 24, 2016

El Esplendor del Sol - Splendor Solis



El Esplendor Solis, es uno de los manuscritos más bellos de la iluminación alquímica.. En él se exponen las claves de la cábala, la astrología y el simbolismo alquímico. El Splendor Solis difunde la filosofía de la alquimia, un concepto del mundo según el cual el hombre (el alquimista) vive y actúa en consonancia con la naturaleza, respetando la creación divina e interfiriendo a la vez en sus procesos de desarrollo, contribuyendo mediante la alquimia a su crecimiento. Esta es la compleja temática filosófica en torno a la cual giran los siete tratados del manuscrito y las veintidós espléndidas miniaturas»

La versión considerada más temprana, es de fecha 1532-35, se encuentra en Kupferstichkabinett, en el Museo del estado de Prusia en Berlín. Se realizó en forma medieval, con bordes decorativos. Los ejemplares que surgen más tarde en Londres, Kassel, de París y de Nuremberg son igualmente bellas.

El trabajo consiste en una secuencia de 22 imágenes que muestra el simbólico proceso de la clásica alquimia, la muerte y renacimiento del rey e incorpora una serie de siete frascos, cada uno asociado a uno de los planetas.Cada uno de los frascos muestra el proceso de la transformación de aves y animales en los símbolos de la reina y el rey, las tinturas blanca y roja.

  • Esto se hace eco de la "Pretiosissimum Donum Dei", secuencia que es probablemente anterior, que data del siglo 15.   Aunque el estilo de las iluminaciones Splendor Solis, sugieren una fecha anterior, claramente de el siglo 16.El esplendor Solís es atribuído al legendario Salomón Trismosin, el maestro de Paracelso. Los escritos de Trismosin fueron publicados más tarde con ilustraciones en madera cortada, en el "Aureum Vellus, oder Guldin Schatz und Kunst-kammer", 1598, que fue reimpreso varias veces. Una traducción al francés, titulado "La Toyson d'or, ou la fleur des thresors" se publicó en París en 1612 con una serie de grabados muy finos, algunas copias de los cuales fueron coloreados a mano.

Sea como fuere, el Splendor Solis se ha convertido en el ejemplo clásico de manuscrito alquímico ilustrado. Son muchos los que le han dedicado su atención, entre ellos también literatos como William Butler Yeats, James Joyce y Umberto Eco. El volumen contiene 22 pinturas de gran formato, enmarcadas con motivos florales o animales, estilísticamente situadas dentro de la tradición noreuropea de la miniatura renacentista. Todas las ilustraciones son, tal como manda el contexto y el contenido de la obra, de difícil y hermética interpretación. Resultan especialmente relevantes las redomas de vidrio que se presentan enmarcadas en un lujoso cuadro central, rodeado de escenas típicas de la vida rural y urbana de la Alemania tardomedieval y presididas por la imagen celestial de un dios pagano que da cohesión y sentido al conjunto. 

En cuanto a la historia del propio códice, el barón Böttger, un farmacéutico y gran aficionado a la alquimia conocido por haber ideado el método para fabricar porcelana, habría sido, en el siglo XVII, uno de sus propietarios. Más tarde llegó a la biblioteca privada de la poderosa y aristocrática familia Harley, cuyo fondo de manuscritos fue adquirido por el British Museum por la suma de 10.000 libras. 

Actualmente el Splendor Solis es considerado uno de los tesoros más valiosos de la British Library. En 2010, el sello español M. Moleiro Editor publicó la primera y única reproducción facsímil del Splendor Solis, en una edición limitada a 987 ejemplares. La edición viene acompañada por un volumen de estudio en el que Jörg Völlnagel demuestra por primera vez que la atribución de la autoría del texto a Salomon Trismosin, maestro de Paracelso, es falsa.3 Además, el estudio cuenta con la primera traducción fiable del texto del manuscrito, a cargo de Joscelyn Godwin.



1 Las Armas del arte



2 Filósofo con matraz


3 El Caballero en la doble fuente


4 Rey Solar y Reina Lunar se encuentran
Matrimonio Alquimico


5 Mineros que excavan colina




6 Filósofos al lado de árbol


7 Ahogamiento del Rey


8 Resurrección del pantano


9 Hermafrodita con huevo


10 Cortar la cabeza del Rey


11 Hirviendo el cuerpo en recipiente


12. Saturno - Dragón y niño



13 Júpiter - Tres aves



14 Marte - Ave con la cabeza triple


15 Sol - dragón con la Cabeza triple



16 Venus - la Cola del Pavo real


17 Mercurio - la Reina Blanca



18 Luna - el Rey Rojo



19 El sol oscuro



20 Niños en juego



21 Mujeres que lavan ropa

22 Sol que se eleva sobre la ciudad




Los articulos y fotografias han sido tomados de la red. Si alguna persona considera afectado su derecho de autor le pido que tenga la amabilidad de escribirme al correo suspirosdeartemisa@gmail.com para que la publicacion sea retirada de inmediato