Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, agosto 13, 2016

El Aura



Desde hace miles de años han existido vestigios de la existencia de emanaciones luminosas alrededor de seres que se han considerado dioses o iluminados. Tenemos muchos ejemplares de lo anterior en el antiguo Egipto, donde en gran parte de las tumbas de los faraones, encontramos emanaciones luminosas alrededor del cuerpo de los dioses Isis y Osiris y desde aquel tiempo se señalaban las luminosidades alrededor de los cuerpos como una distinción de los dioses o grandes iluminados.

En China y en Japón, alrededor del cuerpo del Buda, siempre se representa con un aura dorada que rodea al cuerpo físico. Desde luego, en el cristianismo también aparecen en las pinturas y en los grabados e imágenes, unas aureolas alrededor de la cabeza de los santos, del propio Jesús, de la Virgen María y de muchos más que han destacado por ser iluminados.

No puede ser la excepción que en México, por ejemplo, en Chichen Itza, en uno de los templos existe un grabado muy famoso de un supuesto sacerdote Maya que está sentado en Flor de Loto, cubierto a su alrededor por una emanación lumínica similar a las ya mencionadas, no se sabe quien era ese sacerdote o si fue un hombre importante entre los Mayas, sin embargo, es evidente que lo era ya que la emanación de luz que aparece a su alrededor es comparable a la que tenían los maestros iniciados de la antigüedad.

Aura proviene de la palabra griega empleada para denominar la brisa o el aire, porque se la consideraban como una neblina que se mueve alrededor de la persona. Numerosos escritos desarrollado en la época de mayor auge de la cultura helénica, hablan de este globo luminoso. Y es este principio el que toman los expertos en la actualidad, quienes consideran que par­tiendo de la base de que todo es movimien­to, ese ritmo del universo crea una vibra­ción creadora que repercute en el mundo de las formas. Numerosos es­critos e incluso grabados en cuevas ances­trales inmortalizan al hombre cubierto con luces sobre sus cabezas.

Para los hindúes, existe una energía universal que constituye lo esencial y es fuente de toda la vida. A esto le llaman Prana y los yoghis usan su energía a través de la meditación para lograr estados de consciencia en los que pueden ver con claridad el aura de las personas. En el caso de los taoístas, por su creencia en el Chi o Qi, energía vital que se encuentra presente en todo y hace que el mundo funcione, son capaces de lograr meditaciones en las que también se vuelven conscientes del aura.

Para los japoneses la energía se denomina Ki, para los tibetanos Tsal y en occidente se le llama energía neutrínica, orgánica, elíptica o biopsienergía. En esta misma línea, los monjes tibetanos, los budistas zen, los teósofos y tantos otros estudiosos de distintas tendencias, han logrado desarrollar su mente para poder conocer no sólo el aura, sino que tener acceso a otras verdades esenciales para el crecimiento y evolución humana.

Antecedentes más recientes de la existencia de emanaciones energéticas del ser humano, las encontramos en el siglo XVI con el médico y alquimista suizo Teofrasto Paracelso o también conocido como Philippus Aureolus Bombast von Hohenheim, quien realizó investigaciones muy importantes al respecto. Descubrió que existía una emanación que provenía del interior del ser humano, a la cual le llamó “Globo Igneo” o “Munia”, que era una luminosidad visible en la medida que el avance espiritual de la propia persona lo permitía.  Para él, el hombre era un microcosmos, que poseía un firmamento en su cuerpo llamado astrum o sydus, de acuerdo a esto cada persona cuenta con una constelación individual que se inicia con el ascendente determinado en el momento de su nacimiento.


Siglos más tarde, el estudioso y místico Emmanuel Swedenborg, comenzó a llamar al aura como una esfera espiritual. Siguiendo sus pasos, el profesor Franz Anton Mesmer, dio origen a la teoría del magnetismo animal, la que estipulaba que una fuerza electromagnética puede ser transmitida de un ser vivo a otro con distintos fines, incluso curativos.

Ya a mediados de 1800, el barón Kart von Reichenbach, destacado químico alemán, realizó experimentos para registrar en habitaciones oscuras cómo se visualizaba la energía de las personas. Certificó con asombro que de los cuerpos de personas, animales, plantas y cristales, emanaban llamaradas de energía, despidiendo luces multicolores. A principios de 1900, el doctor Walter J. Kilner, electricista y encargado del departamento de electroterapia del Hospital Santo Tomás de Londres, trabajó para demostrar físicamente que el aura existía. Realizó un descubrimiento trascendental, entendiendo que el aura era visible bajo una luz ultravioleta, de esta manera confirmó que sí existe una luz que rodea el cuerpo incluso con capas de colores entre sí. Esta emanación que aparece ya desde tiempos muy remotos en la actualidad, la conocemos con el nombre de aura humana.

Fue hasta el siglo XVIII cuando aparecieron otra vez antecedentes por escrito de esa misma emanación, fue el caso del médico alemán llamado Mesmer quien puso en jaque a toda la medicina parisina, ya que estableció una clínica muy sofisticada y fuera de lo común, las curaciones que realizaba las hacia metiendo a sus pacientes en tinas llenas de agua, previamente energetizadas con metales que también habían sido tratados magnéticamente, y con este procedimiento realizó curaciones sorprendentes.

Esto no es extraño, si consideramos que el ser humano no es solamente un cuerpo físico, sino que también esta hecho de energía, y la acumulación de ésta en determinados órganos o músculos, provoca desequilibrio y enfermedades muy importantes, en la actualidad se han hecho descubrimientos muy importantes respecto a la acción de los metales tratados, que pueden influir en el ser humano como verdaderos imanes, que sacan la energía sobrante acumulada de determinados órganos, lográndose con esto la restauración de la corriente energética que fluye por nuestro cuerpo y que está influyendo en el trabajo fisiológico de nuestros órganos, por lo tanto, al eliminarse estas sobrecargas de energía se restablece el equilibrio y con ello la salud.


Como siempre ha sucedido, los excépticos y materialistas científicos del tiempo de Mesmer, lo atacaron vílmente hasta que terminaron por aniquilarlo y tuvo que cerrar su clínica por los ataques desmedidos que sufrió de sus colegas, sin embargo, el tiempo empieza a demostrarnos nuevamente que estos investigadores tenían razón. No alcanzaron el éxito final debido a que no era el tiempo para que la humanidad aceptara este conocimiento, debemos estar conscientes que el humano debe evolucionar a través de la experiencia y tiene que ir paso a paso, para darse cuenta de todo aquello que aparece invisible a su alrededor, pero que no por ello no existe, este es el caso de las emanaciones energéticas en el ser humano llamadas aura humana.

LA CAMARA KIRLIAN Y SUS DIFERENTES APLICACIONES

Fue hasta el año de 1920 cuando encontramos que los esposos Kirlian descubrieron por accidente una cámara, que se ha bautizado con su nombre, tiene la facultad de fotografiar el aura de los seres vivos. Este fue un descubrimiento casual (porque ellos pretendían construir una cámara normal con el fin de tomar fotos tradicionales), sin embargo, la sorpresa que se llevaron cuando vieron la primera fotografía en donde no aparecía la imagen de la persona fotografiada, sino en su lugar una gran emanación de luz de colores a su alrededor, los sorprendió grandemente.

Esta cámara se ha ido perfeccionando desde hace muchos años, no solo para demostrar que las emanaciones que se decía eran luminosas y que provenían del ser humano existen, sino también para lograr avances mucho más profundos en otros campos de la ciencia y de la Metafísica.


Dentro de las aplicaciones más importantes que últimamente se han descubierto de la cámara Kirlian tenemos las siguientes:

En el campo de la medicina

Se han obtenido logros extraordinarios a través de la coloración del aura. Se ha descubierto que se pueden diagnosticar padecimientos con mucha exactitud, incluso mucho antes que estos se presenten en síntomas físicos de dolor o molestias en el cuerpo físico.

Es ya probado que cualquier enfermedad que se geste en el ser humano aparece primero en la energía y en el flujo energético del individuo y posteriormente en la materia. Estos desequilibrios de la energía se manifiestan en coloraciones predominantes, cerca de los órganos afectados y con colores también que identifican el tipo de padecimiento. Esto parece fantástico, sin embargo, es una realidad, muy pronto veremos que muchos médicos contarán con una cámara Kirlian en su consultorio que les ayudará a realizar sus diagnósticos con mayor exactitud de como ahora lo hacen.

Como prueba de honestidad

Servirá como un detector de mentiras muy importante, ya que si nos toman una fotografía en determinados cuestionamientos que nos hagan, la coloración del aura mostrará si estamos diciendo la verdad o no. Asimismo, desengañará a los enamorados que creen amarse profundamente, con un amor limpio, moral y espiritual, que es el único que tiene la posibilidad de durar para siempre y se darán cuenta que, tal vez, lo que sucede es que hay una excesiva pasión de tipo sexual que fácilmente es identificable con la coloración del aura. También para casos criminales de descubrimiento de robo, de asesinato y de cosas aberrantes, la cámara a través de una fotografía puede dejar al descubierto la verdad del individuo que esta siendo cuestionado ante determinadas preguntas incriminatorias. Esto sucede porque el aura tiene emanaciones energéticas emocionales y con preguntas que estimulan las emociones, proyectan entonces la coloración, que puede con facilidad ser identificada a través de la cámara Kirlian.

Para aplicaciones Metafísicas

En este caso las aplicaciones son innumerables, se puede determinar la alta espiritualidad, intelectualidad, comprensión, etc., de aquella persona que sea sometida a la observación con la cámara Kirlian . Adicionalmente, esta cámara tenderá a evolucionar notablemente, ya que no solo actuará como cámara, sino como una lente constante en donde se puede observar el aura por tiempos indeterminados. Es importante señalarlo, porque la coloración del aura no es permanente, existen cambios constantes de acuerdo a los estados de animo del individuo, esto quiere decir que hay estímulos específicos de coloraciones bien diferentes. Con lo anterior, queda plenamente establecido que un individuo no necesariamente al tener la coloración violeta en su aura, implica que sea altamente espiritual, ya que los estados emocionales son cambiantes.

Lo importante sería establecer que esa coloración del aura permanece constante en la persona con estímulos emocionales que pudieran cambiar esa coloración, de ahí la diferencia de un ser que tiene mayor avance espiritual de otro que no lo tiene. Por ejemplo, vamos a poner a una persona que desea recordar un hecho desagradable, pero que pretende ya no lastimarse con ello, entonces va a tratar de controlar el recuerdo y la energía que está en su subconsciente; en este caso le podemos pedir que lo recuerde y ver entonces qué sucede con la lente de la cámara Kirlian, para ver si su coloración cambia en razón al recuerdo, pudiendo ser éste de amor, dolor u odio, entonces la coloración cambiará o en su caso, si la persona permanece impasible, con una coloración constante azulosa, blanca, violeta o rosa, entonces estaremos frente a una persona que ha alcanzado niveles superiores de consciencia.

LOS PENSAMIENTOS TIENEN COLOR Y FORMA

Su significado, como ya hemos dicho en el tema número dos de la mente, la emisión de pensamientos tienen color y forma, esto implica que la acción del pensamiento sea positivo o negativo, no solo afecta nuestro comportamiento, sino también el de todos los seres humanos que nos rodean y por lo tanto, somos responsables de ayudas o perjuicios que les podemos causar inconscientemente. Este conocimiento que se da, implica una responsabilidad importante para el que lo aprenda, ya que después de hacerlo no podrá quedar excento de pensar y meditar profundamente en ello y evitar en lo posible el emitir pensamientos negativos que puedan no solo afectarlo a el, sino también a los seres que lo rodean, ya que esto implica una responsabilidad grande que la Ley del Karma Dharma se encargará de cobrar.

Las coloraciones del aura tienen influencias relevantes en los pensamientos y emociones del individuo, a continuación, daremos una guía muy general del significado de los colores que muchas veces se presentan en el aura del ser humano, provocado por sus pensamientos, emociones y estados de animo.

Color blanco

Este es el color de la pureza y de la virtud, cuando a una persona se le puede ver una coloración blanca y luminosa alrededor, podemos decir que es una persona muy inocente muy virtuosa y pura.

Debido a que este color que contiene todos los colores y todas las vibraciones es el color de la excelencia de la armonía y espiritualidad. Es esa luz y brillo que transmite un gran amor y calidez. 

Color rojo

Este color se identifica con las altas pasiones, el coraje, la violencia, el enojo, y muchas veces también, por la alta sexualidad pasional.

Este color esta relacionado con una persona que le da mucha importancia al mundo físico y material. Es un individuo muy pasional con gran vitalidad, por lo cual las cualidades que podría desarrollar son la fuerza, el valor, el odio.

Color rosa

Este color es el verdadero amor, es el sentimiento más profundo, en donde uno se entrega sin reservas, ni exigencia a una pareja, o en su caso, el amor a la humanidad, ya que no debe haber diferencias, pues en realidad, todos deberíamos amarnos con limpieza, con profundidad de espíritu.

Es el color de la fe de la devoción pura. Es el color de los artistas, del refinamiento de espíritu, de la mística, de la belleza del espíritu. Son personas tranquilas que se contentan con el disfrute de la vida cotidiana. 

Color Amarillo

Este color se identifica mucho con el intelectual, con el maestro, con el que da mensajes a través del estudio en armonía y equilibrio.

Color Naranja

Este color identifica al ser humano en el que se puede confiar, aquel que siempre dice la verdad, que puede ser catalogado como un buen juez o que siempre va a actuar por un camino de rectitud.
Una persona con este color como predominante será una persona con energía, equilibrio, armonía y vitalidad. 

Este individuo desarrolla plenamente la fuerza vital. Mas espiritualmente evolucionada será una persona, cuanto más se acerque al naranja puro. Si es sucio, apagado o pastoso, viéndose mas marrón que naranja las cualidades serían negativas como egoísmo materialismo, avaricia, etcétera.

Color Gris 

Un individuo agobiante, poco tratable y superficial relacionado con el color gris sería su parte negativa. Los aspectos negativos de la mente se inclinan hacia este color y en casos extremos encontramos el opuesto. 

Color Negro 

Alude a un aura falta de luz, la cual describe a un individuo de muy poca evolución, lleno de odios, venganzas y malicias. esmeralda

Color Verde Esmeralda

Este color identifica a las personas que en ayuda y cuidado se entregan a otras durante su vida, como es el caso de médicos, enfermeras y todos aquellos que sacrifican su vida en la atención de otros seres humanos.

Tranquilidad, sosiego, calma, reflexión es característica de este color, se considera un buen color pues refiere a una persona preparada para afrontar cualquier cosa con confianza en la vida. Gran capacidad creativa y mental. Magnifico color para sanadores. En caso de estar sucio indica lo contrario.

Color Azul 

Este color identifica a seres creativos como el artista, el arquitecto, de los que existen muchos en el mundo que han creado obras de arte, monumentos, construcciones importantes a lo largo de la vida del planeta.

Persona sincera, amigable y confiada en sí misma. Este color esta relacionado con los conocimientos profundos y la espiritualidad. Una gran espiritualidad se muestra con el azul indigo. Con la capacidad de relacionarse con conocimiento profundo y místico encontramos el color azul marino. Los colores sucios o apagados pueden derivar en melancolía, depresión. Buenos pensamientos y una buena salud mental están relacionados con este color. Son personas que tienen pensamientos ligeros y viven la vida con alegría son buenos y pausados. El desarrollo del intelecto tiene relación con este color. Si es sucio o apagado las cualidades serán negativas. Cuanto más puro y limpio sea el color mejor persona será.

Color verde oscuro 

Este identifica a aquellas personas que vibran en baja frecuencia, con odios, envidias, angustias y temores importantes. 

Color azul oscuro

Identifica a las personas que tienen padecimientos o enfermedades crónicas, también a quienes son fanáticos religiosos y desequilibrados.

Color violeta

Es aquel que se identifica con las personas de alto desarrollo espiritual, por los maestros metafísicos y guías.

Solo en escasas ocasiones se puede observar a individuos con este color ya que describe a individuos de mucha espiritualidad, digna de un maestro. Se refiere al amor incondicional a todo y a todos, por lo tanto es característico de una persona muy evolucionado espiritualmente. 

Color dorado

Este es el color del aura del maestro, del iniciado, del mago, denota la sabiduría e iluminación.
No es fácil encontrar a una persona cuyo color básico sea oro, pues se refiere a una persona que se encuentra en contacto con las energías divinas, sería un verdadero maestro.





sábado, julio 30, 2016

Terapia Musical



Se sabe de los efectos curativos de la música. En la actualidad la música se usa con bases científicas para obtener cambios físicos, de conducta y emocionales, tanto en niños como en adultos y personas de la tercera edad para mejorar síntomas y secuelas de algunos padecimientos y para mejorar la calidad de vida de todas las personas. 

Podríamos mencionar la musicoterapia, definida como “el uso de la música para mejorar el funcionamiento físico, psicológico, intelectual o social de personas que tienen problemas de salud o educativos“ ( Bruscia, KE. Defining Music Therapy, NH: Barcelona Publishers, 1998).

 La musicoterapia además de tratar diferentes problemas físicos, emocionales, intelectuales o sociales, también se usa con personas que no están enfermas o que no tienen algún problema, para mejorar el bienestar personal, para desarrollar la creatividad, mejorar el aprendizaje, mejorar las relaciones interpersonales y para el manejo del estrés.

Es claramente evidente que la Nueva Era está produciendo una nueva ciencia de curación; de todos modos, podemos decir que es nueva. Aunque sus elementos básicos son más antiguos que Pitágoras, nuestra era está redescubriéndolos de una manera únicamente suya. Esta nueva versión es, y sin embargo no es, la ciencia musical de los Misterios. La evolución recapitula espiralmente; y, en cada arco ascendente del espiral, el antiguo conocimiento reaparece en una forma más avanzada.

El famoso médico griego Hipócrates administraba tratamientos musicales a sus pacientes hacia el año 400 A.C.; no obstante este tipo de tratamiento no se originó con él, sino simplemente encontró en él un exponente de primer orden. Con el crecimiento materialista de la civilización occidental, los mayores dogmas de la antigua terapia musical han sido olvidados o deliberadamente descartados.

Las guerras han sido descritas como “operaciones para la catarata espiritual”. A pesar de su horror y fealdad – o mejor dicho, a causa de ellos – el hombre se vuelve hacia adentro para consolarse y fortalecerse. El busca consuelo en las cosas bellas y verdaderas pues éstas son del alma. Así, durante el curso de la última guerra ambos prácticamente ortodoxos y heterodoxos usaron la música más y más para ministerios de curación.

Los miembros de la fraternidad médica están empezando a reconocer a la terapia musical como una rama científica de práctica curativa. Incluso algunos han admitido que la terapia musical puede tener grandes posibilidades. Esto apunta a notables avances en las técnicas de la Nueva Era que sin duda han sido aceleradas por la urgente necesidad del mundo de grandes medidas terapéuticas.

Hablando ante una convención de la Asociación Nacional de Maestros de Música, el Dr. Ira Altschuler, del Hospital Estatal Eloise de Michigan, dijo que eventualmente un terapista musical compondrá prescripciones según la manera de un farmacéutico, y que todas las prescripciones musicales deberían ser escritas por personas que tengan un claro conocimiento y comprensión del mecanismo emocional y mental del hombre. Más adelante declararía que consideraba a la neurosis como el gran flagelo de la Segunda Guerra Mundial, denunciando que dos tercios de las licencias del ejército fueron debido a esta enfermedad.


En un artículo intitulado La Música es Medicina, Doren Antrim escribe: “Se ha encontrado que las vibraciones musicales producen su impacto sobre todo el cuerpo, siendo recogidas por los nervios, la columna espinal y aun por los huesos. Esto explica porqué las personas sordas pueden reaccionar a la música. También se ha demostrado”, el continúa, “que la música afecta al pulso, la respiración y la presión sanguínea; pero sus efectos más profundos, y aquellos de los cuales se deriva la mayoría de sus propiedades curativas, son mentales y emocionales. Y puesto que la disposición emocional de cada persona es diferente, la terapia musical debe necesariamente ser un asunto de prescripción individual”.


A propósito de lo anterior, este extracto es de un artículo aparecido en la prensa hace algún tiempo: “¿No le gustaría surtir la prescripción del doctor en la tienda de música más que en la farmacia…una sinfonía o sonata para su sinusitis, algo de Debussy para la sensación de debilidad, Bach para el dolor en su espalda, y Mozart para las paperas y el sarampión?

Siempre se ha supuesto que la música podría mezclarse con la medicina, pero sólo recientemente se ha hecho algún intento organizado a gran escala para determinar justo la dosis apropiada”.

CANCIÓN DE LOS RITMOS PLANETARIOS

“El Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios”. Así el inspirado Apóstol Juan entonaba su inmortal Canción de los Ritmos Planetarios. Desde el más diminuto átomo a la estrella más grande, cada manifestación es un eco de ese Verbo creativo, y cada célula del organismo humano vibra al ritmo de este canto universal. Es la ley fundamental de la salud, y por ella fue hecho el hombre “a la imagen y semejanza de Dios”. Había él continuado para vivir en armonía con ella, la enfermedad y las malformaciones corporales habrían sido desconocidas para él.

En el cuerpo etéreo se centran las fuerzas que animan el vehículo físico del hombre, así la enfermedad se evidencia en el etéreo antes de que se manifieste en el físico. El etéreo, compuesto de sustancias más finas y más tenues que el físico, está correspondientemente más sujeto a las influencias vibratorias. Es sobre el anterior que la armonía y el ritmo tienen el más potente efecto. La buena música reajusta su estructura molecular según el plan divino original, el arquetipo, y refina y acentúa sus corrientes vibratorias. Todas las formas de belleza y armonía aumentan este proceso regenerador.

ORIGEN Y EXPANSIÓN DE LA TERAPIA MUSICAL

La fuerte tendencia moderna hacia el tratamiento musical de muchas formas de enfermedad, en especial dolencias mentales y nerviosas, no es realmente nueva. Tiene un precedente de muchas centurias. Por ejemplo, documentos egipcios desenterrados en Kahum mencionan el uso de tratamientos musicales allá por el 2500 A.C. Tales, seis centurias antes de Cristo, habla de curar la peste con canciones. Felipe V de España hallaba que cuatro canciones cantadas a él cada tarde aliviaban su apatía mental.

La Nueva Era en desarrollo está recapturando las ciencias largamente olvidadas, la terapia musical entre ellas. En 400 A.C. Hipócrates, el “padre de la medicina”, llevaba a sus pacientes mentales a escuchar música en el Templo de Esculapio, el Dios de la Salud. Homero escribió que la música causaba una cesación de la hemorragia de Ulises. El toque de la flauta era recomendado por los griegos primitivos como remedio para la ciática.

Durante su Era Dorada, Grecia fue el hogar del arte y la belleza. Mucha de su sabiduría será traída a la luz en la Era Acuariana, cuando habrá un renacimiento del arte y la belleza en un nivel todavía más elevado. Una vez más los caminos del artista y del curandero se están juntando. Ser bello es ser sano, y ser sano es estar en armonía con la naturaleza. Como Keats, un inspirado poeta, canta:

La musicoterapia les permite a las personas:
• Explorar sus sentimientos
• Hacer cambios positivos en su estado de ánimo y en su estado emocional
• Desarrollar un sentido de control de sus vidas a través de experiencias de éxito
• Aprender o poner en práctica habilidades para resolver problemas y conflictos
• Mejorar las habilidades de socialización.

Belleza es verdad, verdad es belleza – que es todo
lo que sabes en la tierra, y todo lo que necesitas saber

Corinne Heline

viernes, julio 22, 2016

El sufismo - Una Filosofía de Amor





Siendo una Filosofía de Amor, el sufismo tiene, evidentemente, mucho en común con el Cristianismo. Así, para conservar la “guardia del corazón”, el hombre debe dar muestras de una vigilancia permanente (mura-qabah), lo que corresponde, como se sabe, a la práctica de “orar y vigilar”, aconsejada en el Nuevo Testamento. Sólo de ese modo se podrá conocer lo divino y alcanzar el estado de Hombre Perfecto (Ahsantaqwîn), que es aquel que se identifica con Dios.

Sus atributos deberán ser la humildad, la paciencia, la fidelidad y, por encima de todo, la veracidad (sidq), que consiste en ver las cosas como son, olvidándose de sí mismo. Decía Al-Hallâj, el mayor místico del siglo X: “Me torné en Aquel que yo amo y Aquel que yo amo se tornó yo. Somos dos espíritus fundidos en un solo cuerpo”. Jesús, expresando la misma identificación, se limitó a decir: “Yo y el Padre somos Uno”.

El Hombre Perfecto debe, por tanto, alcanzar la unidad con Dios. Pero, para que eso sea posible, es necesario que se libere de todos los velos de la ilusión. Estos velos se dividen en dos categorías: los velos oscuros (tentación, cólera, deseos…) y los velos claros (castidad, exceso de humildad…). Estos velos claros constituyen una peligrosa trampa, donde son fácilmente atrapados los adeptos mal preparados, pues, pareciendo conducir a la extinción del “yo”, alimentan aún más la personalidad.

La unidad se expresa a través de cinco grados:

1º – “No hay otro Dios sino Alá”
2º – “No hay otro él sino Él”
3º – “No hay otro tú sino Tú”
4º – “No hay otro yo sino Yo”
5º – “No se puede formular, porque no hay unión ni separación, ni alejamiento ni aproximación. Es el mundo divino”.

Para el Sufismo, el hombre fue creado con las más admirables proporciones (ashan taqwîn), habiendo sido, en seguida, precipitado hasta el nivel más bajo (asfal sâfilîm). Ahora, deberá pasar del estado de asfal sâfilîm al de ashan taqwîn. Jesús explicó esta larga peregrinación mediante la Parábola del Hijo Pródigo.

A pesar de que el Sufismo es la esencia de las principales religiones, tiene aspectos específicos que caracterizan su método. Entre ellos, es costumbre atribuir especial relevancia a la danza cósmica de los derviches, porque la danza, para los Sufí, expresa mejor que las otras artes la Creación Divina. Mientras que en otras artes el artista no precisa estar presente, en la danza debe estar presente el bailarín, representándose de ese modo la trascendencia e inmanencia de Dios.

Mevlana, también conocido como Rumi, fue el primer derviche bailarín. La música y la danza fueron la forma de expresar su reconocimiento a Dios. Enseñó entonces a sus discípulos cómo debían proceder: con los pies superpuestos, el izquierdo ritualmente sobre el derecho, la mano derecha en el aire para recibir el don del cielo, la espada dirigida hacia abajo, para difundir el saber, y deberían girar en torno a un centro, a semejanza de los planetas girando alrededor del Sol.

Otro aspecto característico del Sufismo son sus máximas y las historias divertidas de Narusddin Hodja, personaje legendario en todo Oriente Medio y del que diversos países reclaman la nacionalidad. Se trata, sin embargo, de un Sufí turco que vivió en el siglo XIV. Las “gracias” de Narusddin corresponden a una especie de retrato caricaturizado de la humanidad y deben ser entendidas a diversos niveles de profundidad. He aquí un ejemplo:

“Cierto día, Narusddin atravesaba un río, llevando a un profesor en su barco. Como Narusddin era muy inculto, dijo, en determinado momento del viaje, una palabra incorrecta que provocó la risa del profesor. “¿Nunca aprendiste gramática?” – le preguntó el profesor. “No”, respondió Narusddin. “Entonces, perdiste la mitad de tu vida” le dijo el profesor. Algunos minutos más tarde, le preguntó el barquero al profesor: “¿El señor nunca aprendió a nadar?” Y ante la respuesta negativa del profesor, Narusddin replicó: “Entonces perdiste toda tu vida, porque vamos a hundirnos”

Al mulá Nasrudín le concedieron una entrevista en una compañía naviera. El director le dijo: -"Nasrudín, es un trabajo peligroso. Algunas veces el mar se embravece. Si estás en medio de una gran tormenta, ¿qué harías con tu barco?". -"Ningún problema. Simplemente bajaría el mecanismo de defensa que tienen todos los barcos, pesas, enormes lastres que mantienen el barco estable incluso en medio de una gran tormenta". -"¿Y si viene otra gran tormenta...? -"Ningún problema. Volveré a bajar otro gran lastre". -"Y si viene una tercera tormenta, ¿qué harías?". -"Ningún problema... más lastre". El director no sabía qué hacer con aquel hombre. Le preguntó: -"¿De dónde sacas todo ese lastre?". -"¿Y de dónde saca usted todas esas tormentas?"

Nasrudin solía cruzar la frontera todos los días, con las cestas de su asno cargadas de paja. Como admitía ser un contrabandista cuando volvía a casa por las noches, los guardas de la frontera le registraban una y otra vez. Registraban su persona, cernían la paja, la sumergían en agua, e incluso la quemaban de vez en cuando. Mientras tanto, la prosperidad de Nasrudin aumentaba visiblemente. Un dia se retiro y fue a vivir a otro país, donde, unos años mas tarde, le encontró uno de los aduaneros. - Ahora me lo puedes decir, Nasrudin, ¿Que pasabas de contrabando, que nunca pudimos descubrirlo? - Asnos - contesto Nasrudin.

 El hecho de que la persona media piense según unas pautas determinadas y no pueda adaptarse a un punto de vista muy diferente, le hace perder gran parte del sentido de la vida. Puede vivir, incluso progresar, pero no puede comprender lo que ocurre.

La sutil percepción del Sufí le permite alcanzar niveles de entendimiento inalcanzables para la común de las personas. Por eso, no se debe ver en estas historias apenas una diversión, aunque, en cierto modo, sea ese también su objetivo.

José Florido
Licenciado en Filología Románica
Profesor de Literatura y Cultura Portuguesa

miércoles, junio 22, 2016

CHAKRAS



La espina dorsal y el campo energético humano contienen chakras, o centros energéticos, que vibran a distintas frecuencias. Cada chakra nos ofrece la oportunidad de establecer una relación fundada y satisfacer un profundo deseo humano. Cada frecuencia nos brinda el obsequio de cierto poder, el cual realza nuestra experiencia humana en el Planeta Tierra. A medida que sintonizamos con este poder, nos vigorizamos interiormente para dar solución a los desafíos concretos de ese centro energético o chakra y consecuentemente vivir vidas más plenas, íntegras y significativas.

Chakra significa "rueda" en sánscrito. Los vedas utilizaron este término para denominar los centros energéticos del cuerpo humano. Existen como energías dinámicas y nos ayudan a entender cómo el ser humano procesa la energía en la compleja interacción de los múltiples niveles de la existencia. Al estudiar Kundalini Yoga nos centramos en los ocho chakras principales.

Siete de los chakras corresponden con zonas del sistema endocrino o nervioso, es decir, con el cuerpo físico, mientras que el octavo corresponde al aura o campo energético del cuerpo. Los tres primeros chakras corresponden con el triángulo inferior. El Quinto, Sexto y Séptimo forman el triángulo superior. El Cuarto Chakra Corazón representa el punto de equilibrio entre ambos triángulos, el lugar donde la experiencia del yo hacia ellos se transforma en yo hacia nosotros.

Las Kriyas de Kundalini están siempre construídas para equilibrar todos los chakras. También cuando cantas un mantra abres los charkas. Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina

El primer chakra: MULADHARA

Raíz o fundamento, corriente o arroyo
Localización: En el perineo, ano y base de la columna vertebral.
Glándulas: Las suprarrenales. Otras partes del cuerpo: Piernas, pies, huesos, intestino grueso.
Tattva: La Tierra. ; Guna: Tamas
Cualidades: Seguridad, confianza, solidez, firmeza, supervivencia, lealtad, avaricia.
Experiencia: El perdón.
Proyección: Está relacionado con la cantidad de energía física y el deseo de vivir en la realidad física. La relación con nosotros mismos, realización de los deseos, necesidades, el despertar de la conciencia, los comienzos, la salud.
Funciones: Eliminación (física, mental y emocional). Es el reino de los hábitos o comportamientos automáticos. Capacidad de reducir lo que viene de la tierra a lo universal o esencial para la persona. La relación con tú alma.
Equilibrado: El individuo declara estar aquí “ahora" y tiene los pies bien afirmados sobre la realidad física. Vigorización del cuerpo, estimula el sistema nervioso otorgando resistencia, esfuerzo y entusiasmo. Sirve como reactivador de los demás chakras. Activa la creatividad y se manifiesta como la seguridad.

Desequilibrado: Cuando está bloqueado o cerrado, la mayor parte de la vitalidad física queda bloqueada y la persona no está "aquí". Evitará la actividad física, su energía estará baja y puede que incluso sea "enfermiza". Carecerá de poderío físico. Si no se abre este chakra antes de atender a los demás, habremos crecido sin echar raíces, faltos de fundamento y no habrá estabilidad. La persona tendrá la ambición por lo material en forma desmedida, falta de sensibilidad, sensación de carencia material.
Verbo relacionado: Tengo ; Motivación: Confianza; Sentido: Olfato; Color: Rojo.


El segundo chakra: SWADHISTHANA

Sabor, gusto, dulzura
Localización: Genitales, matriz.
Glándulas: Gónadas (ovarios y testículos)
Tattva: El agua; Guna: Tamas y Rajas
Cualidades: La Creatividad, la paciencia, la ternura, la expresividad, la apreciación, la sensualidad, el encanto.
Proyección: Las polaridades, las emociones, la capacidad de dar y recibir amor y placer en una relación de pareja, el deseo por las cosas, el movimiento, la conexión con “el otro”, la sociabilidad. La relación con tu mente negativa.
Experiencia: Alegría, compasión
Equilibrado: El elemento asociado a este chakra es el agua, que nos enseña a ser fluidos y dúctiles en nuestros deseos. La fuerza del deseo es la raíz de nuestra pasión y llega a serlo también de nuestro poder y entendimiento si la energía fluye por este chakra abierto expresándose de una manera armoniosa. Nos ayuda a evitar enfermedades, aumentando la vitalidad nerviosa y mejorando la circulación sanguínea

Desequilibrado: Si se bloquea este chakra se manifestará agresividad, aislamiento de los demás, alteraciones sexuales, dificultades para expresar el afecto, inhabilidad para disfrutar de los placeres de la vida. Problemas en los riñones, vejiga y dolores de la columna vertebral inferior.
Verbo: Siento.


El tercer chakra: MANIPURA

Mente, corazón, pleno, realizado, gema brillante
Localización: Plexo solar, punto del ombligo.
Glándulas: Hígado, Páncreas, Bazo, suprarrenales, estómago e intestino.
Tattva : El fuego; Guna: Rajas.
Cualidades: El centro del poder personal y del compromiso, la voluntad, el valor, la perseverancia. Polaridad: el ego, la ira, la avaricia.
Experiencia: la inspiración, la motivación.
Proyección: La autoestima, la capacidad de crear equilibrio interno, la inspiración y pasión por la vida, el poder de crear vida. La capacidad de mantener buena salud.
Equilibrado: Produce un sentido fuerte de poder personal y voluntad equilibrada, más motivación por la vida, capacidad para tomar decisiones, buena autoimagen y salud, la habilidad de inspirar a los demás, capacidad para expresar las emociones cuando es conveniente, la risa, la alegría. Da la seguridad en uno mismo.

Desequilibrado: Agresividad, impotencia, avaricia, la duda, el enfado, el rechazo hacia los demás, dificultades respiratorias y enfermedades del sistema digestivo.
Verbo: Puedo; Motivación: Transformación; Sentido: Vista; Color: Amarillo.

El cuarto chakra: ANAHATA

Intacto, indestructible
Localización: centro del corazón.
Glándulas: Timo.
Tattva: El Aire; Guna : Rajas, Sattvas.
Cualidades: El amor, amar sin condiciones, el servicio, la compasión, la amistad. Polaridad: el apego.
Experiencia: el desapego, el sacrificio.
Proyección: Amor y despertar del Yo al nosotros. Equilibra las energías entre el triángulo inferior (físico) y el superior (espiritual). Es el punto de conexión de nuestros cuerpos energéticos.
Equilibrado: Estimula los procesos de nutrición y vitalidad. Facilita la confianza en uno mismo, la estabilidad emocional y la alegría de vivir.

Desequilibrado: Apatía, intolerancia, irritabilidad, insensibilidad y depresión, miedo de dar, no puedes actuar con compasión. Puede producir enfermedades cardíacas o respiratorias y la hipertensión.

Verbo: Amo; Motivación: Amor; Sentido: Tacto; Color: Verde.

El quinto chakra: VISHUDDHA

Desde dentro, quita el ego negativo, sentirse separado, purificación
Localización: La garganta.
Glándulas: Tiroides, paratiroides, hipotálamo, vértebras cervicales.
Tattva: El éter; Guna: Rajas.
Cualidades: La verdad, el lenguaje, la comunicación, conocimiento y dedicación. El Maestro. Polaridades: el orgullo o ego negativo.
Experiencia: Contenido, seguro de si mismo.
Proyección: La expresión y comunicación, la interrelación y creación. Inspira, enseña, encarna la voluntad de Dios. Es la llave de entrada para los centros superiores.
Equilibrado: Facilita la comunicación, el centro de verdad, el lenguaje, sentirte inspirado y conectado. Facilita la relajación psicofísica y la aceptación de lo que sucede en nuestra vida, prosperidad.
Desequilibrado : Ambición desmedida, físicamente: la gripe, dolores de cuello, problemas con la voz, el letargo, timidez, incapacidad para expresarse, la inseguridad y el miedo de las opiniones de los otros.
Verbo: Hablo, Motivación: Comunicación; Sentido: Oído; Color: Azul claro.

El sexto chakra: AJNA

Hoy, el presente, saber, percibir
Localización: Entrecejo.
Glándulas: La pituitaria, el cerebro.
Tattva: La luz; Guna: Sattva.
Cualidades: La intuición, la percepción, la claridad, la visión y la dirección.
Experiencia: La habilidad de ver claro, la convicción y la dirección.
Proyección: La paz que viene del saber, la conexión.
Equilibrado: produce una comprensión instantánea de cualquier situación, más allá del pensamiento racional habitual. También produce sentimientos de justicia, caridad y amor consciente.
Desequilibrado: Una persona sólo reconoce lo externo, el mundo de la materia. Intolerancia con las ideas de los demás y gran distorsión de la realidad, especialmente en las relaciones interpersonales.
Verbo: veo, intuyo; Sentido: Vista; Color: Azul oscuro.

El séptimo chakra: SHASHARA o SAHASRARA

El loto de los mil pétalos
Localización: La coronilla.
Glándulas: La pineal, cerebro.
Elemento: El sonido cósmico, el pensamiento, la conciencia; Guna: Sattva.
Cualidades: Espiritual, sanador. Humildad e inmensidad. Conexión con el ser superior más elevado.
Experiencia: El conocimiento, entendimiento, sabiduría, conciencia, sanación y meditación.
Proyección: La Unidad , la paz. Iluminación, la capacidad de dar reverencia ante el infinito.
Equilibrado: La conexión con la fuente del conocimiento Infinito que, con la humildad podemos procesar la información a través de los otros seis chakras. La persona recibe nuevas sensaciones de apertura y fuerza. El sentimiento del alma, la conexión con tu Yo Superior, la unión.
Desequilibrado: La conexión con los reinos superiores sin la madurez necesaria (los psíquicos). La depresión, la confusión, la locura y la preocupación. La sensación de que uno está separado de la realidad, la falta de propósito y el miedo a la muerte. La destrucción de los demás, el fanatismo.
Verbo: Yo sé; Color: Violeta



lunes, mayo 30, 2016

¿Qué es Dios?





: ¿Como vas a descubrirlo? ¿Aceptando la información de alguna otra persona? ¿O tratarás de descubrir por ti mismo qué es Dios? Es fácil formular preguntas, pero experimentar la verdad requiere muchísima inteligencia, muchísima búsqueda e investigación.

Por lo tanto, la primera pregunta es: ¿vas a aceptar lo que otro dice acerca de Dios? No importa quién lo diga, Krishna, Buda o Cristo, porque todos pueden estar equivocados; del mismo modo puede estar equivocado tu propio gurú particular. Ciertamente, para descubrir qué es verdadero, tu mente tiene que estar libre para investigar, lo cual significa que no puede meramente aceptar o creer.

Yo puedo darte una descripción de la verdad, pero no será igual que si experimentas la verdad por ti mismo. Todos los libros sagrados describen lo que es Dios, pero esa descripción no es Dios. La palabra "Dios" no es Dios, ¿verdad?

A fin de descubrir qué es verdadero, jamás debes aceptar, jamás debes ser influido por lo que puedan decir los libros, los maestros o cualquier otra persona. Si eres influido por ellos, sólo encontrarás lo que ellos quieren que encuentres. Y debes saber que tu propia mente puede crear la imagen de lo que ella desea: puede imaginar a Dios con barba , puede hacer que sea azul o púrpura. De modo que has de estar atento a tus propios deseos y no has de dejarte engañar por las proyecciones de tus propias necesidades y anhelos.

Si anhelas ver a Dios de cierta manera, la imagen que verás estará de acuerdo con tus deseos; y esa imagen no será Dios, ¿verdad? Si estás sufriendo y deseas ser consolado, o si te sientes romántico o sentimental en tus aspiraciones religiosas, a larga crearás un Dios que proveerá lo que necesitas; pero eso tampoco será Dios.

Así que tu mente tiene que estar por completo libre; sólo entonces podrás descubrir lo verdadero, no mediante la aceptación de superstición alguna, no mediante la lectura de los así llamados libros sagrados ni siguiendo a ningún gurú. Sólo cuando tengas esta libertad, esta verdadera libertad respecto de las influencias externas, y también estés libre de tus propios deseos y anhelos, de modo que tu mente sea muy clara, sólo entonces te será posible descubrir lo que Dios es. .

La inteligencia, por cierto, adviene sólo cuando tenemos libertad para investigar, para considerar cuidadosamente las cosas y descubrir; de ese modo nuestra mente se vuelve muy activa, muy alerta y clara. Entonces somos individuos plenamente integrados, no entidades temerosas que, no sabiendo qué hacer, sienten internamente una cosa y exteriormente se ajustan a algo diferente.


Jiddu Krishnamurti
El Arte de Vivir
Parte 1, Capítulo 4

jueves, mayo 12, 2016

La palabra es capaz de crear, sanar y también destruir


La palabra, junto con el poder de la vibración es capaz de crear,
sanar y también destruir.

La teoría indica que cuando focalizamos nuestra mente en algo, y a esto le sumamos el sentimiento y la emoción para finalmente expresarlo, estamos exteriorizando y materializando un poder que estará afectando los reinados de la materia

LO QUE LE DICES A TU SEMEJANTE, TE LO DICES A TI MISMO

Si cada uno de nosotros estuviésemos conscientes de que  afecta no sólo a quien se la dirigimos sino también a nosotros mismos y al mundo que nos rodea, comenzaríamos a cuidar más lo que decimos.

Los antiguos esenios sabían de la existencia de un enorme poder contenido en la oración, el verbo y la palabra. Los antiguos alfabetos, como el sánscrito, el arameo y el lenguaje hebreo son fuentes de poder en sí mismos. Los esenios utilizaron la energía que canaliza el lenguaje – la cual era la manifestación final del pensamiento, la emoción y el sentimiento- para manifestar en la realidad la calidad de vida que deseaban experimentar en este mundo. En las culturas del antiguo Oriente eran utilizados los mantras, los rezos, los cánticos y las plegarias con una intención predeterminada como técnicas para materializar estados internos y programar, de una forma ignorada por nosotros en la actualidad, realidades pensadas, deseadas y afirmadas previamente.

Los estudios realizados por físicos cuánticos comienzan a redescubrir y validar el enorme conocimiento olvidado de antiguas culturas ancestrales. Un conocimiento que se encuentra aún escondido y olvidado y que nos aportaría el poder de cambiar nuestro mundo.

LAS PALABRAS PUEDEN PROGRAMAR EL ADN

La más reciente investigación científica rusa apunta a que el ADN puede ser influido y reprogramado por palabras y frecuencias, sin seccionar ni reemplazar genes individuales. Solo el 10% de nuestro ADN se utiliza para construir proteínas, y este pequeño porcentaje del total que compone el ADN es el que estudian los investigadores occidentales. El otro 90% es considerado “ADN chatarra”. Sin embargo los investigadores rusos, convencidos de que la naturaleza no es tonta, reunieron a lingüistas y genetistas -en un estudio sin precedentes-, para explorar ese 90% de “ADN chatarra”.

Los resultados arrojaron conclusiones impensadas: según los estudios, nuestro ADN no sólo es el responsable de la construcción de nuestro cuerpo, sino que también sirve como almacén de información y para la comunicación a toda escala de la biología. Los lingüistas rusos descubrieron que el código genético, especialmente en el aparentemente inútil 90%, sigue las mismas reglas de todos nuestros lenguajes humanos. Compararon las reglas de sintaxis (la forma en que se colocan juntas las palabras para formar frases y oraciones), la semántica (el estudio del significado del lenguaje) y las reglas gramaticales básicas y así descubrieron que los alcalinos de nuestro ADN siguen una gramática regular y sí tienen reglas fijas, tal como nuestros idiomas.

Por lo tanto, los lenguajes humanos no aparecieron coincidentemente, sino que son un reflejo de nuestro ADN inherente. El biofísico y biólogo molecular ruso Pjotr Garjajev y sus colegas también exploraron el comportamiento vibratorio del ADN. “Los cromosomas vivos funcionan como computadoras solitónicas/holográficas usando la radiación láser del ADN endógeno”. Eso significa que uno simplemente puede usar palabras y oraciones del lenguaje humano para influir sobre el ADN o reprogramarlo.

Los maestros espirituales y religiosos de la antigüedad han sabido, desde hace miles de años, que nuestro cuerpo se puede programar por medio del lenguaje, las palabras y el pensamiento. Ahora eso se ha probado y explicado científicamente. La sorpresa mayor fue descubrir la manera en que el 90% del “ADN Chatarra” almacena la información. “Imaginemos una biblioteca que en lugar de archivar miles de libros sólo guarda el alfabeto común a todos los libros, entonces, cuando uno solicita la información de un determinado libro, el alfabeto reúne todo lo contenido en sus páginas y nos lo pone a nuestra disposición”, aclaró Garjajev. Esto nos abre las puertas a un misterio aún mayor: que la verdadera “biblioteca” estaría fuera de nuestros cuerpos en algún lugar desconocido del cosmos y que el ADN estaría en comunicación permanente con este reservorio universal de conocimiento.

LA EVIDENCIA INESPERADA

El investigador Dan Winter, que desarrollara un programa de computación para estudiar las ondas sinusoidales que emite el corazón bajo respuestas emocionales, en una fase de la investigación con sus colegas, Fred Wolf y Carlos Suárez, analizó las vibraciones del lenguaje hebreo con un espectrograma. Lo que descubrieron fue que los pictogramas que representan los símbolos del alfabeto hebreo se correspondían exactamente con la figura que conforma la longitud de onda del sonido de cada palabra.

Es decir que la forma de cada letra era la exacta figura que formaba dicha longitud de onda al ser vocalizada. También comprobaron que los símbolos que conforman el alfabeto son representaciones geométricas. En el caso del alfabeto hebreo, las 22 gráficos utilizados como letras son 22 nombres propios originalmente usados para designar diferentes estados o estructuras de una única energía cósmica sagrada, la cual es la esencia y semblanza de todo lo que es. El libro del Génesis está escrito en este lenguaje.

Las letras de los antiguos alfabetos son formas estructuradas de energía vibracional que proyectan fuerzas propias de la estructura geométrica de la creación. De esta manera, con el lenguaje se puede tanto crear como destruir. El ser humano potencia el poder contenido en los alfabetos al sumarle el poder de su propia intención. Eso nos convierte en responsables directos de los procesos creacionales o destructivos en la vida. y con tan solo ¡la palabra!

EL PODER CURATIVO DE LA PALABRA

Existe una capacidad demostrada en la que la palabra puede afectar la programación del ADN. La salud podría conservarse indefinidamente si nos orientamos en pensamientos, sentimientos, emociones y palabras creativas y, por sobre todo, bien intencionadas.

Los estudios del Instituto HeartMath nos abren un nuevo panorama hacia la curación, no solo de los humanos enfermos, sino también para la sanación planetaria. El instituto cree en la existencia de lo que ellos dieron en llamar “híper-comunicación”, una especie de red de Internet bajo la cual todos los organismos vivos estarían conectados y comunicados permitiendo la existencia de la llamada “conciencia colectiva”.

El HearthMath declara que si todos los seres humanos fuéramos conscientes de la existencia de esta matriz de comunicación entre los seres vivos, y trabajáramos en la unificación de pensamientos con objetivos mancomunados, seríamos capaces de logros impensados, como la reversión repentina de procesos climáticos adversos.

El poder de los rezos, oraciones y peticiones, tal como nos lo han legado los antiguos esenios -potenciado por millares de personas-, nos otorgaría un poder que superaría al de cualquier potencia militar que quisiera imponernos su voluntad por la fuerza.

Este poder ha sido demostrado en especies animales como los delfines, que trabajan unificados en objetivos comunes. Los delfines utilizan patrones geométricos de híper-comunicación, ultrasonido y resonancias que les sirven para interactuar con las grillas energéticas del planeta. Estos animales poseen la capacidad de producir estructuras sónicas geométricas y armónicas bajo el agua. Podríamos afirmar que los delfines ayudan más a mantener el equilibrio planetario de lo que lo hacen los humanos.

Si se nos otorgó el poder, significa que nosotros una vez alcanzado un nivel de conciencia determinado ayudemos con respeto a la vida, a ser co-creadores de su obra.

Brad Hunter
Revista "El planeta urbano"
Sección Planeta

sábado, abril 23, 2016

Todo lo que existe es «vida»


En verdad, todo lo que existe es «vida». Incluso aquellas criaturas que normalmente llamamos «sin vida», son vivientes. La forma normal de su existir puede haber cesado, y en este caso, nosotros las llamamos «muertas», sin vida; pero con el cese de esta vida, una nueva forma de existencia aparece. El proceso de disolución, crea vida por sí mismo.

Todo aquello que es, vibra. Todo objeto existente consiste en moléculas moviéndose continuamente. Usaremos el vocablo «moléculas» y no los de átomos, neutrones, protones, etc., por la razón de que aquí se trata de un curso de metafísica y no de química ni de física. Intentamos pintar un «cuadro general», y no un detallado examen microscópico que resul­taría impertinente por causa de las materias tratadas.


Tal vez nos veamos obligados a decir unas pocas palabras sobre moléculas y átomos, ante todo para calmar a los puristas que, si no, escribirían y nos explicarían cosas que ya sabemos. Las moléculas son pequeñas, muy pequeñas; pero pueden ser percibidas por el microscopio electrónico y por aquellos que están instruidos en las artes metafísicas. El diccionario define la molécula como la porción más pequeña de una substancia, capaz de existir de una manera independiente, y conservando las propiedades de aquélla. Pese a su pequeñez, las moléculas se componen de partículas aún más diminutas, conocidas por el nombre de «átomos».

Un átomo es parecido a un sistema solar en miniatura. El núcleo representa el sol en nuestro sistema solar. Alrededor de este «sol», giran los electrones, muy por el estilo que, en nuestro sistema, giran los planetas alrededor del nuestro centro solar. Como en el sistema planetario, cada átomo se compone de espacio casi vacío. Aquí (fig. 1), se dibuja el átomo de carbono — el «ladrillo» de nuestro Universo —; se ve enormemente magnificado. La fig. 2 reproduce la dispo­sición del Universo planetario nuestro. Cada substancia posee un número distinto de electrones alrededor de su «sol»— el núcleo. El uranio, por ejemplo, tiene noventa y dos electrones, al paso que el carbono sólo consta de seis. Dos de ellos muy próximos al núcleo y los cuatro restantes girando a mayor distancia de éste. Pero ahora, vamos a olvidar todo eso de los átomos y ceñirnos a las moléculas.

El hombre es una masa de moléculas girando rápidamente. En su apariencia, es sólido; no es fácil hacer pasar un dedo a través de su carne y sus huesos. Con todo, esa solidez es una ilusión que se nos impone debido a que pertenecemos — con exceso — a la Humanidad. Consideremos una criatura infini­tamente pequeña que pueda estar a una cierta distancia de un cuerpo humano y mirarlo. Esta criatura vería soles en rota­ción, espirales de nebulosas y corrientes de astros semejantes a la Vía Láctea. En las partes blandas del cuerpo — la carne —las moléculas estarían ampliamente dispersas. En las substan­cias más duras — los huesos — las moléculas ofrecerían más densidad, apretadas juntas como un gran enjambre de estrellas.

Imaginamos a uno de vosotros mismos situado en la cumbre de una montaña cuando la noche es muy clara. Estáis solo, lejos de las luces de cualquier ciudad, las cuales, por refrac­ción a través de las gotas de humedad suspendidas en el aire, hacen que los cielos aparezcan como empañados. (esta es la razón por la cual los observatorios se hallan siempre en sitios apartados.) Estáis en vuestra propia cumbre... Encima de vosotros las estrellas brillan claramente. Contempláis cómo ruedan en formación interminable ante vuestros ojos maravillados. Grandes galaxias se extienden delante de vosotros. Enjambres de astros adornan la negrura del cielo nocturno. Cruza el cielo la banda que se conoce por Vía Láctea; parece un largo trazo de humo. Estrellas, mundos, planetas. Moléculas. Así aquella criatura microscópica os vería a vosotros. Los luceros del cielo aparecen como puntos de luz con increíbles espacios en medio de ellos. Están a billones, a trillones... Sin embargo, comparado con el gran espacio entre ellas, nos hacen el efecto de escasas. Un supuesto navío del espacio puede moverse entre las estrellas sin tocar ninguna de ellas. En la suposición de que os fuera posible contornear los espacios entre las estrellas — las moléculas —, ¿qué se vería? La criatura microscópica que os está mirando desde lejos también se lo pregunta.

Nosotros sabemos que todo lo que ella ve somos nosotros. ¿Cuál, entonces, es la formación final de las estrellas en los cielos? Cada hombre es un uni­verso en el cual los planetas — moléculas — giran en derredor de un sol central. Cada piedra o ramito, o gota de agua, se compone de moléculas en constante, inacabable movimiento. El hombre se compone de moléculas que se mueven: este engendra una forma de electricidad que, unida a la «electricidad» producto del Super-yo, da lugar a la vida sensible. Alrededor de los polos de la Tierra brillan resplandecientes tempestades magnéticas, que dan origen a las auroras boreales con todo su acompañamiento de luces coloreadas. Del mismo modo, alrededor de todos los planetas — y moléculas —se producen radiaciones magnéticas que se conjugan y se inter­fieren con otras radiaciones emanadas de otros mundos o mo­léculas. «Nadie es un mundo dentro de sí mismo.» No existen mundos ni moléculas sin otros mundos y otras moléculas. Cada criatura, mundo o molécula, depende de la existencia de otras criaturas, para que su existencia pueda continuarse.

También puede apreciarse que cada grupo de moléculas posee una densidad distinta. Son como enjambres de estrellas me­ciéndose en el espacio. En algunas partes del Universo hay áreas muy despobladas de estrellas o planetas, o mundos — como se quiera llamarlos. Mas en otras existe una gran densidad; por ejemplo en la Vía Láctea. De la misma forma una piedra puede representar una concentración muy fuerte de galaxias. El aire está mucho menos poblado de moléculas y, como sabemos, pasa por los conductos capilares de nuestros pulmones y se mezcla con el torrente sanguíneo. Más allí de la atmósfera existe un espacio donde hay grupos de moléculas de hidrógeno en ancha dispersión. El espacio no es el vacío absoluto, como la gente se imagina; es una colección de moléculas de hidrógeno en frenética oscilación y, por ello, las estrellas, los planetas y los mundos están compuestos de moléculas de hidrógeno.

Es evidente que si un cuerpo posee una cantidad importante de grupos moleculares, será una cosa de la mayor dificultad para otro cuerpo el pasar a través de las moléculas del pri­mero; pero lo que es llamado un «fantasma», que tiene sus moléculas ampliamente espaciadas, puede atravesar con faci­lidad una pared de ladrillos.

Pensemos en lo que es la pared en cuestión: un conjunto de moléculas, algo parecido a una nube de polvo suspendida en el aire. Por improbable que parezca, existe espacio entre una molécula y otra, lo mismo que existe entre las estrellas, y si alguna criatura es lo bastante pequeña, o si sus moléculas están lo suficientemente disper­sas, entonces les es factible el pasar a través de las moléculas de la pared sin tocar ninguna. Esto nos permite apreciar cómo un «fantasma» puede aparecerse en un salón cerrado, y cómo puede circular a través de una pared en apariencia sólida. Todo es relativo; una pared que es sólida para cualquiera de nosotros, puede no serlo para una criatura del astral.

T. Lobsang Rampa
Tu, para siempre

martes, abril 05, 2016

Tú eres como una ola en el océano


Tú eres como una ola en el océano y estás intentando hacer que el océano se acomode a ti

"El ego siempre está intentando que todo el mundo se acomode a él. Ese es el problema. El hombre que no tiene ego se acomoda al mundo...

El ego intenta que todo se acomode a él; eso es muy infantil, es lo que hacen los niños. El niño quiere que todo se haga instantáneamente; todo lo que él desea debe hacerse inmediatamente. Si desea la luna, hay que dársela inmediatamente, ahora mismo. Ni siquiera puede esperar. El niño quiere que todo y todos se acomoden a él... El ego es el fenómeno más inmaduro: es infantil, inmaduro,porque no sabe lo que está haciendo.

¿Quién eres tú? ¿Por qué tiene que acomodarse a ti el todo? Tú eres como una ola en el océano y estás intentando hacer que el océano se acomode a ti. Es absurdo Patéticamente absurdo. El todo no necesita acomodarse a ti. No puede ser; es imposible. Puedes seguir creyéndolo, pero serás un fracasado. 

El ego siempre es un fracasado, porque pide lo imposible. Napoleones, Hitleres, Alejandros; pregúntales. Al final, son grandes fracasados. Personas ricas; pregúntales, al final. Han acumulado mucho, pero en el fondo sienten el fracaso. Puedes acumular poder de muchas maneras, pero tú serás un fracasado. El ego nunca puede ser un triunfador...

Hagas lo que hagas, madrugues o no, al final todo el mundo muere. Esto es absolutamente cierto respecto al ego: no puedes vencer. Hagas lo que hagas, aunque seas virtuoso o bueno, si esta virtud y bondad está basada en el ego, no puedes vencer, llevas contigo la semilla de la derrota...

Has de estar en armonía con el todo, ir con el todo, con el río. Ni siquiera tienes que nadar. La gente intenta nadar a contracorriente, y acaban derrotados. Ni siquiera nades. ¿Acaso no puedes flotar? ¿No puedes dejar que el río te lleve? Deja que te lleve.

Tú sólo déjate llevar por él; relájate con el río o la vida y deja que te lleve. Llegaras al océano, no tienes que preocuparte".

Osho

miércoles, marzo 23, 2016

Ley de Atracción.


La ley más poderosa del Universo

Todo pensamiento vibra, todo pensamiento irradia una señal y todo pensamiento atrae una señal que se corresponde con él. Este proceso se denomina la Ley de Atracción.

La Ley de Atracción dice: «Todo lo que se asemeja se atrae». Por tanto podemos afirmar que la poderosa Ley de Atracción es un Gerente Universal que se afana en reunir todos los pensamientos que concuerdan.

Para comprender este principio basta con que enciendas la radio y sintonices deliberadamente tu receptor para que capte la correspondiente señal de una antena emisora. No puedes oír la música emitida por la frecuencia de radio 101 FM si sintonizas en tu receptor la frecuencia 98.6 FM. Entiendes que la frecuencia vibratoria debe coincidir, y la Ley de Atracción lo confirma.

Así pues, cuando tu experiencia te haga lanzar cohetes vibratorios de deseos, debes hallar el medio de mantenerte constantemente en una armonía vibratoria con esos deseos a fin de captar su manifestación.

¿A qué prestas atención?

Aquello a lo que prestas atención hace que emitas una vibración, y las vibraciones que ofreces equivalen a lo que pides, lo cual equivale a tu punto de atracción.

Si en estos momentos deseas algo que no posees, sólo tienes que centrar tu atención en ello y, en virtud de la Ley de Atracción, lo obtendrás, porque cuando piensas en ese objeto o experimentas lo que deseas, emites una vibración, y según esa Ley de Atracción, obtendrás ese objeto o esa experiencia que deseas.

Ahora bien, si deseas algo que en estos momentos no tienes y centras tu atención en el hecho de que no lo tienes, la Ley de Atracción seguirá respondiendo a la vibración de que no lo tienes, de forma que seguirás sin obtener lo que deseas. Así funciona esta ley.

¿Cómo puedo saber qué atraigo?
La clave para atraer algo que deseas hacia tu experiencia consiste en alcanzar una armonía vibratoria con lo que deseas. La forma más sencilla de alcanzar esa armonía vibratoria es imaginar que ya tienes lo que deseas, fingir que ya forma parte de tu experiencia, hacer que tus pensamientos se deleiten con la experiencia, y a medida que practiques esos pensamientos y empieces a ofrecer sistemáticamente esas vibraciones, facilitarás que lo que deseas pase a formar parte de tu experiencia.

Ahora bien, si prestas atención a lo que sientes, te será fácil averiguar si diriges tu atención a tu deseo o a la ausencia de él. Cuando tus pensamientos coinciden a nivel vibratorio con tu deseo te sientes bien, la gama de tus emociones pasa de la satisfacción a la expectativa, al anhelo, a la alegría. Pero si prestas atención a la falta, o la ausencia, de lo deseado, tu gama de emociones pasa del sentimiento de pesimismo a la preocupación, al desánimo, a la ira, a la inseguridad y a la depresión.

Así pues, en la medida en que seas consciente de tus emociones, siempre sabrás si facilitas esa parte de tu Proceso Creativo, y no volverás a interpretar erróneamente el motivo por el que no consigues lo que anhelas. Tus emociones constituyen un maravilloso sistema de guía, y si les prestas atención podrás orientarte hacia lo que deseas.

Te guste o no, obtienes aquello en lo que piensas

Según la poderosa Ley de Atracción, atraes hacia ti la esencia de lo que ocupa predominantemente tu pensamiento. De modo que si piensas sobre todo en las cosas que deseas, tu experiencia vital reflejará esas cosas. Por el contrario, si piensas ante todo en lo que no deseas, tu experiencia vital reflejará esas cosas.

Pienses lo que pienses, es como planificar un acontecimiento futuro. Cuando valoras algo, lo planificas. Cuando algo te preocupa, lo planificas. (Preocuparse es utilizar tu imaginación para crear algo que no deseas.) Cada pensamiento, cada idea, cada Ser, cada objeto… todo es vibratorio, de forma que cuando centras tu atención en algo, siquiera durante un breve espacio de tiempo, la vibración de tu Ser comienza a reflejar la vibración de aquello a lo que prestas atención.

Cuanto más piensas en ello, más vibras como ello; cuando más vibras como ello, más atraes a aquello que se corresponde con tu vibración. Esa tendencia en materia de atracción aumenta hasta que ofreces una vibración distinta. Y cuando ofreces una vibración distinta, las cosas que coinciden con esa vibración son atraídas hacia ti, por ti.

Cuando comprendes la Ley de Atracción deja de sorprenderte lo que ocurre en tu experiencia, pues entiendes que eres tú quien lo ha propiciado, a través del proceso de tu pensamiento. No puede ocurrir nada en tu experiencia vital que tú no hayas propiciado a través de tu pensamiento.

Puesto que no existen excepciones a la poderosa Ley de Atracción, resulta sencillo comprenderla. Y cuando comprendas que consigues aquello en lo que piensas y, lo que no es menos importante, cuando seas consciente de lo que piensas, podrás ejercer un control absoluto sobre tu propia experiencia.

¿Son muy grandes tus diferencias vibratorias?

Te pondré unos ejemplos. Existe una gran diferencia vibratoria entre tus pensamientos de apreciación hacia tu pareja y tus pensamientos de lo que te gustaría que fuera distinto en tu pareja. La relación con tu pareja, sin excepción, refleja la preponderancia de tus pensamientos. Porque, aunque quizá no seas consciente de ello, al pensar en tu relación haces literalmente que ésta cobre vida.

Tu deseo de mejorar tu situación económica no puede cumplirse si envidias la buena fortuna de tu vecino, porque la vibración de tu deseo y la vibración de tu sentimiento de envidia son distintas.

Comprender tu naturaleza vibratoria te ayudará a crear tu propia realidad de forma sencilla y deliberada. Luego, con el tiempo y la práctica, comprobarás que todo lo que deseas puede realizarse fácilmente, pues no hay nada que no puedas ser, hacer o tener.

Eres el invocador de tu Energía Vibratoria
Eres Conciencia.
Eres Energía.
Eres Vibración.
Eres Electricidad.
Eres Fuente de Energía.
Eres Creador.

Te hallas en Primera Línea del pensamiento.

Eres el más activo y específico usuario e invocador de la energía que crea mundos que existe en todo este Universo, que evoluciona sin cesar y deviene eternamente el Universo.

Eres un genio creativo que se expresa en Primera Línea de esta realidad tiempo-espacio con el propósito de llevar el pensamiento más allá de donde haya estado antes.

Por extraño que parezca al principio, conviene que empieces a aceptarte como un Ser Vibratorio, pues vives en un Universo Vibratorio y las leyes que rigen este Universo se basan en las vibraciones.

Cuando alcances conscientemente la armonía con las leyes universales y comprendas por qué las cosas responden de la forma en que lo hacen, la claridad y la comprensión ocuparán el lugar del misterio y la confusión. El conocimiento y la confianza sustituirán la duda y temor, la incertidumbre cederá ante la certidumbre, y la alegría se convertirá de nuevo en la premisa básica de tu experiencia.

Cuando tus deseos y tus creencias vibran al unísono «Lo semejante se atrae», de modo que para obtener lo que deseas la vibración de tu Ser debe corresponderse con la vibración de tu deseo. No puedes desear algo, centrarte ante todo en su ausencia y confiar en obtenerlo, porque la frecuencia vibratoria de su ausencia y la frecuencia vibratoria de su presencia son muy distintas. Dicho de otro modo: para obtener lo que anhelas, tus deseos y tus creencias deben vibrar al unísono.

Te propondré un ejemplo más general: Vives aquí experiencias que hacen que, en tu perspectiva divinamente específica, identifiques, de manera consciente o inconsciente, tus preferencias personales. Ahora bien, cuando esto ocurre, la Fuente, que te oye y te adora, responde de inmediato a tu petición vibratoria, electrónica, tanto si eres capaz de expresarlo conscientemente con expresiones verbales como si no.

De modo que pidas lo que pidas —tanto si lo pides a través de tus palabras o de una sutil señal de tu deseo—, tu petición siempre es escuchada y atendida, sin excepción. Cuando pides, siempre se te concede.

Todo Cuanto Existe… se beneficia de tu existencia

Debido a que vives tu experiencia específica, que hace que se formule en ti un deseo específico, y debido a que la Fuente te escucha y atiende tu petición, el Universo, en el que nos hallamos todos, se expande. ¡Algo maravilloso!

Tu actual realidad tiempo-espacio, tu actual cultura, tu actual forma de ver las cosas —todo lo que compone tu perspectiva— ha evolucionado a lo largo de un sinfín de generaciones. De hecho, sería imposible seguir el rastro de todos los deseos, las conclusiones y las perspectivas que son fruto de tu singular punto de vista aquí y ahora. Pero lo que deseamos fervientemente que sepas que es al margen de lo que haya generado tu singular punto de vista, el caso es que lo ha generado. Tú existes; piensas, percibes y pides, y tus peticiones son atendidas. Y Todo Cuanto Existe se beneficia de tu existencia y de tu punto de vista.

De modo que tu importancia no admite duda, al menos para nosotros. Comprendemos perfectamente tu inmenso valor. Tu valía personal no está en tela de juicio, al menos por lo que respecta a nosotros. Sabemos que mereces que la Energía que crea mundos atienda todos tus deseos, y sabemos que lo hace, pero muchos de vosotros, por diversas razones, no permitís que lo que habéis pedido fluya hacia vosotros.

Redescubre el arte de permitir que tu Bienestar natural fluya hacia ti

Deseamos que redescubras tu capacidad innata de permitir que el Bienestar de este Universo fluya constante y libremente hacia tu experiencia, una disciplina que nosotros denominamos el Arte de Permitir. Consiste en permitir que el Bienestar —que constituye cada partícula de lo que eres y de dónde procedes— fluya a través de ti mientras sigas existiendo. El Arte de Permitir es el arte de dejar de resistirle al Bienestar que mereces, al Bienestar que es natural, al Bienestar que es tu legado, tu fuente, tu Ser.

No es necesaria ninguna preparación previa para comprender lo que te proponemos aquí. Escribimos este libro para que empieces a gozar de su utilidad desde donde te encuentres en este momento. Estás preparado para recibir esta información, ahora mismo, y esta información está preparada para ti.

Fragmento del libro Pide y se te Dará
Esther y Jerry Hicks


Los articulos y fotografias han sido tomados de la red. Si alguna persona considera afectado su derecho de autor le pido que tenga la amabilidad de escribirme al correo suspirosdeartemisa@gmail.com para que la publicacion sea retirada de inmediato