martes, abril 20, 2010

Chakras de la tierra


La Tierra es un ser vivo con su propia creatividad, voluntad evolutiva y sus propios métodos para promulgar ese propósito. Si contemplamos la naturaleza, descubrimos que el diseño y la innovación – el arquitecto y el inventor – están trabajando. ¿Cuál es la meta de este esfuerzo? Sola, entre los planetas del sistema solar, la Tierra es la matriz para la vida. ¿Cuál es el potencial máximo para la vida? La verdadera voluntad de la Tierra es encontrar las soluciones para esta pregunta y comunicar estos resultados a otros laboratorios de vida a lo largo del universo.

La confianza es el fundamento o el prerrequisito para la comunicación. ¿Tiene la Tierra alguna buena razón para confiar en ti? Si es así, entonces es posible aprender el arte de escuchar a la Tierra. La Tierra no tiene miedo: no tiene secretos. Pero el enigma de la vida permanece… Escucha la palabra de la Tierra y desvela el misterio de la vida. Confía en la Tierra. Armoniza tu propio propósito individual con la voluntad de la Tierra. Cuando la confianza sea mutua entre ti y la Tierra, entonces la comunicación se convierte en reveladora en su poder – El que Abre el Camino retira todo obstáculo entre la situación actual y el Santo Grial. Encuentra el Grial y entenderás el propósito de la Tierra.

¿Cómo comunica la Tierra su información a otras especies? Si estudiamos la estructura de vida del mundo como un organismo, entonces sabremos donde y cuando escuchar. Se necesita energía para transmitir información. Las mayores concentraciones de energía codificada con información emanan de los grandes Chakras Terrestres.

¿Qué es un Chakra Terrestre?

La Geografía nos enseña acerca de los continentes, océanos, montañas y ríos del mundo. La Geología estudia las formaciones rocosas – el esqueleto de la Tierra. Estas ciencias investigan los aspectos más materiales del cuerpo planetario. El estudio de los Chakras Terrestres es más semejante a la acupuntura en la que exploramos las estructuras de energía más sutiles de la Tierra.

Los Chakras Terrestres son como órganos de un cuerpo que son vitales para la salud del mundo y para todos los seres vivos dependientes de los diferentes ambientes ofrecidos por el planeta. Cada Chakra sirve a una función doble:

1. mantener la salud global total,

2. transmitir y recibir energía codificada con información.

Hay un gran Chakra Terrestre situado en cada continente, con la excepción de la Antártida (La Antártida también tiene órganos sutiles principales. Sus localizaciones y funciones serán descritas en un momento futuro). En el centro de cada Chakra hay un lugar sagrado principal. Desde este centro sagrado, el Chakra se expande de un modo circular – su radio se extiende por cientos de kilómetros. Si un Chakra Terrestre estuviera operando en un estado óptimo de salud, su radio aproximado podría llegar a ser en la mayoría de los casos de unas 777 millas (1.250 km). Debe ser recordado que esto es solamente una cantidad media, ya que todos los Chakras son órganos vivos que se expanden y se contraen de acuerdo complejas condiciones que pueden afectarles.

Los Chakras Terrestres también tienen profundidad y altura. Así, la superficie total de un Chakra Terrestre es esférica o como un platillo volante, con una circunferencia máxima en la superficie de la Tierra y con extensiones verticales hacia la atmósfera y en una dirección subterránea para conectar con las estructuras más profundas de la Tierra. La transmisión desde los Chakras Terrestres suele seguir esta misma superficie – esfera o platillo – mientras viaja a través del aire, agua o tierra.

El lugar sagrado en el centro de un Chakra define principalmente el propósito del órgano de la Tierra. Mitos, leyendas y simbolismos de arquetipos tradicionales al lugar, iluminan la función de cada Chakra Terrestre. Así mismo la cultura humana regional de cada una de estas zonas lleva algo del “sabor” del Chakra situado en su cercanía.

Cada Chakra es un vórtice dinámico de energías sutiles. En algunas situaciones, estas fuerzas giran y ascienden tanto en sentido siguiendo las agujas del reloj como en contra de ellas. En otras circunstancias, la fuerza de un Chakra Terrestre puede estar dirigida en línea recta a lo largo de caminos de Dragón, líneas Ley o Songlines. Estos caminos conectores son análogos a los sistemas humanos de circulación, nerviosos o meridianos de acupuntura. Las grandes arterias Ley de la Tierra conectan entre si los Chakras Terrestres continentales.

La Tierra no puede ser comprendida de forma aislada del resto del sistema solar. En particular, los ritmos de la luna y del sol son vitales. También los variados movimientos de la Tierra en si son importantes. Todos estos movimientos terrestres, lunares o solares tienen un profundo efecto en los Chakras Terrestres. Por este motivo es esencial hacerse siempre esta pregunta: ¿cuándo es el momento más propicio para interactuar con los diferentes Chakras? Cada Chakra tiene su propio lugar en el tiempo.

Además de al sistema solar, los Chakras Terrestres están también abiertos a los cuatro elementos – fuego, aire, agua y tierra. Por esta razón, todos los Chakras tienen sus principales dimensiones horizontales sobre la superficie terrestre donde están en contacto directo con el sol, el aire y el agua. No hay Chakras Terrestres subterráneos o submarinos.

El planeta tiene un Chakra del corazón. Tiene también centros de la voluntad, vitalidad y comunicación. Cada chakra individual tiene su propia y única contribución que hacer a la salud y destino del mundo. Es importante recordar – ya que localizamos y definimos las funciones de los Chakras Terrestres – que su continua interacción entre ellos es la clave para una mayor calidad de vida en el planeta. Ningún Chakra Terrestre actúa aislado de los demás.

¿Dónde están los Chakras Terrestres?

En la fundación de la Tierra el trabajo con los Chakras Terrestres sigue el patrón de los siete Chakras. Comienza tu trabajo con estos siete que son los que están mejor definidos por sus centros geométricos. Aprende a dibujar los círculos completos de estos Chakras en un mapa de la Tierra con precisión. Una vez familiarizado con este sistema fundacional, hay otras estructuras dependientes que investigar. Aprende primero los cimientos, luego construye sobre ellos. Niveles posteriores del sistema de Chakras de la Tierra serán esbozados más adelante en este volumen y en otros trabajos.

Primer Chakra: Monte Shasta

El Monte Shasta está situado en el extremo sur del macizo Cascade, el cual recorre como un dragón el norte de California a través de Oregón y Washington hasta la frontera canadiense. Hay muchas montañas poderosas en este macizo, siendo el Monte Shasta y el Monte Rainer – situado sobre Seattle – las más conocidas. Si el Monte Shasta es la cola del dragón, el Monte Rainer es su boca o cabeza. Los impulsos generados desde el Monte Shasta y dirigidos al Monte Rainer resultaron en el fenómeno “OVNI” de 1947 que ganaron atención mundial. Este aumento en la transmisión de Chakras Terrestres fue una reacción a la utilización por parte de los humanos del armamento nuclear para concluir la Segunda Guerra Mundial.

Shasta es el primero de los Chakras Terrestres. Está en la “base” del sistema energético del planeta. En él los precursores sin refinar de la vida biológica son soltados en la circulación global y el desarrollo. El Monte Shasta regula la vida universal antes de su integración en las formas de vida individuales y las especies. La energía del Monte Shasta, como primer Chakra, es como un gran geiser – un torrente de energía vital o prana sin superficie ni estructura.

Si se trabaja con las fuerzas del Monte Shasta, es vital transferir las energías evocadas al menos a uno de los otros Chakras principales. La corriente de vida de Shasta no coge forma hasta que es transformada en uno de los otros grandes Chakras continentales. Hay momentos en los que la transferencia es del Primer al Segundo Chakra o del Primer al Séptimo, por ejemplo. Los factores que determinan la dirección de estas transferencias serán introducidos y discutidos más adelante.

Segundo Chakra: Lago Titicaca

En la Isla del Sol en el lago Titicaca, está localizada la Piedra Titicaca, la cual es el centro geométrico del Segundo Chakra Terrestre. Este es el centro mundial de la creación de nuevas especies y los avances evolutivos significativos de las especies existentes. En el cuerpo humano, el Lago Titicaca corresponde al Chakra sexual. La diferencia es que el Segundo Chakra Terrestre gobierna sobre todas las especies, con especial interés en las mutaciones positivas y los avances evolutivos.

En el lago nace lo que es verdaderamente Nuevo. Esta secuencia, a lo largo de los Eones, de nacimientos innovadores siempre señala en la dirección de la meta de vida – la vida eterna. ¿Cómo puede la fuerza y la estructura de vida ser combinadas de una forma que se convierta en entropía? La sabiduría terrestre de Los Andes busca continuamente responder a esta pregunta con claridad siempre creciente.

La fuerza de vida no diferenciada del Primer Chakra, el Monte Shasta, es transmitida al Lago Titicaca a través de la gran arteria Ley planetaria – la Serpiente Emplumada. Esta corriente telúrica donadora de vida rodea el mundo y tiene su hogar de evocación en el árbol El Tule en Méjico. El Lago Titicaca es uno de los dos grandes cruces Ley de la Tierra. La Serpiente del Arco Iris cruza la Serpiente Emplumada en la Isla del Sol. Estas dos gigantescas arterias Ley también se cruzan entre si en la isla de Bali en Indonesia.

Si construyes el Segundo Chakra Planetario sobre un mapa, deja que la circunferencia pase por la unión de los ríos Napo y Maranon, cerca de Iquitos, Perú, donde el río Amazonas comienza. Nota que este gran círculo incluye el corazón de Los Andes e incluye muchos otros lugares sagrados como Cuzco y Machu Picchu. Todos los lugares sagrados dentro de la esfera expandida de un Chakra Terrestre se caracterizan por tener las mismas cualidades definitorias. Así, Machu Picchu es también una fuerza del Segundo Chakra Terrestre.

Tercer Chakra: Uluru y Kata Tjuta

Estos lugares gemelos en el Territorio Norte, Australia, constituyen el Chakra planetario del “plexo solar”. Uluru, comúnmente conocido como Ayer’s Rock, es el más conocido de los dos. Este gran monolito rojo es, junto a la ópera de Sydney, el icono del continente más pequeño. Kata Tjuta, también conocido como The Olgas, es igualmente impresionante. Más que de un solo monolito, el lugar está formado por un gran número de piedras masivas de color rojizo.

La función global de este Chakra es mantener la vitalidad de la Tierra y de todas las especies vivas. En el futuro, si existe un arte mundial de salud inmortal, la sabiduría de este arte se ganará del Tercer Chakra en el centro de Australia. La sabiduría es entregada al resto del mundo por la arteria Ley de la Serpiente del Arco Iris.

La Serpiente del Arco Iris viaja el sendero de la vida. Surge de debajo de la superficie de la Tierra y emerge en primer lugar en Uluru. La magia de Uluru es transmitida a través de una Songline especial que existe en Uluru en su parte occidental en la cueva de los hare-wallaby, Mala Puta. Una vez en la catedral natural de Kata Tjuta, la vitalidad universal es determinada en varios diseños que encajan con las múltiples especies de vida sobre La Tierra. Después de “empaquetar” la energía del plexo solar en el Valle de los Vientos, la Serpiente del Arco Iris deja esta área de la gran roca en forma de corazón, Ngunngarra (fucsia escarlata) y viaja a Bali.

Las energías del Segundo Chakra son enviadas directamente al Tercer Chakra – Uluru y Katatjuta – vía la arteria mundial Ley, La Serpiente del Arco Iris, que cruza el sur del Océano Pacífico, se extiende bajo Nueva Zelanda y entra en el continente australiano por el promontorio Wilson.

En la anciana leyenda de la creación del “Tiempo de sueño” hay una historia sobre una gran ritual que tiene que ser completado en Uluru. Este ritual tiene la intención de completar el gran plan del espíritu de la Tierra. Cuando el ritual se complete, entonces la perfección se expandirá por la Tierra y la muerte desaparecerá de todas las especies. Este evento es simbolizado por un gran polo o un cordón umbilical cósmico que está destinado a unir el sol con la Tierra – cielo con tierra. Está predicho que este cordón comience su función en 2020 AD en el tiempo de la rara conjunción Saturno-Plutón.

Cuarto Chakra: Glastonbury y Shaftesbury

Glastonbury, Somerset, y Shaftesbury, Dorset, definen el centro del Chakra del corazón de la Tierra. Para que la fuerza de una mayor vida pueda ser dirigida a su máximo efecto, el Grial de la Inmortalidad debe ser impregnado por la Vara de la Voluntad Verdadera. Glastonbury es el hogar del Santo Grial; y Shaftesbury es el alto lugar de la Sagrada Lanza del Propósito. Cuando las energías de la Tierra de Glastonbury unifican aquellas de Shaftesbury, entonces la arteria Ley de la Serpiente del Arco Iris es capaz de entregar las inmortalizantes frecuencias del Santo Grial a todos los seres de la Tierra.

El gran círculo de la Serpiente del Arco Iris viaja desde Uluru a Bali, al Monte Kailash, a Sergiev Posad (Zagorsk), luego cruza Dinamarca antes de entrar en Inglaterra cerca de Great Yarmouth. Como este ancho río Ley cruza Inglaterra, recorre muchos famosos lugares sagrados, todos los cuales contribuyen al Chakra Planetario del Corazón. El Círculo de Piedras de Avebury y el Tor en Glastonbury son quizás los dos puntos de “acupuntura” más famosos de este corazón. Si te imaginas la arteria Ley teniendo un ancho, entonces Shaftesbury está cerca de su fondo sur, mientras Glastonbury está en su orilla norte.

Durante la Edad Media se decía que si el Abad de Glastonbury se casara con la Abadesa de Shaftesbury, sus hijos serían más ricos que el Rey de Inglaterra. Esto es un acertijo alquímico. Si unes los arquetipos de estas dos áreas, entonces el amor está unido a la voluntad de una forma que es revolucionaria. Para aquellos que estudian la Cábala, esta fórmula alquímica une Binah (Grial) con Chokmah (Vara). El Grial, dirigido por la Voluntad del espíritu de la Tierra, tiene el poder de disolver todas las fronteras entre naciones. Si el corazón de la Tierra se expande a su círculo completo, entonces – por todo el mundo – el dolor, sufrimiento y muerte física entre todas las especies se desvanecerá de la experiencia y la memoria.

La leyenda más famosa de Glastonbury nos cuenta la historia de José de Arimatea y del Santo Grial. Tras la Resurrección de Jesús, José trasladó el arquetipo de la Vida Eterna – el Grial – de Jerusalén a Glastonbury. Este acto ritual estableció el cimiento para el traslado eventual del móvil Sexto Chakra Terrestre del círculo de activación para la Era de Piscis, hace 2000 años, y la presente área de la Era de Acuario en Europa Occidental. Actualmente el movible Sexto Chakra coincide con el Chakra Planetario del Corazón.

Para mover las energías del plexo solar de la tierra al Cuarto Chakra, la dirección principal es desde Uluru-Kata Tjuta a Bali, al Monte Kailash (Séptimo Chakra), a Sergiev Posad en Rusia hasta Shaftesbury-Glastonbury. Como esta fuerza de la Serpiente del Arco Iris viaja alrededor del mundo, absorbe y entrega información en los diferentes lugares. Shaftesbury en particular, actúa para descodificar la información traída por la Serpiente del Arco Iris desde el Monte Kailash, Tíbet.

También es posible trasladar la fuerza del Tercer al Cuarto Chakra utilizando la dirección contraria en la Serpiente del Arco Iris – desde Uluru al Lago Titicaca, pasando por Azores hasta Cornwall y hasta Glastonbury-Shaftesbury. También un impulso dual simultáneo en ambas direcciones completaría un gran círculo mundial involucrando a los Chakras Terrestres Segundo, Tercero, Cuarto, Sexto y Séptimo.

Quinto Chakra: La Gran Pirámide, el Monte Sinaí y el Monte de los Olivos

El Chakra “Laríngeo” Terrestre, desde donde emerge la voz de la Tierra, es único entre los centros sagrados planetarios. Es el único Chakra que no está ni sobre la corriente Ley de la Serpiente del Arco Iris (femenino) ni de la Serpiente Emplumada (masculino). Por su función giratoria este Chakra ayuda a conducir la fuerza a lo largo del sendero de la Serpiente del Arco Iris – pero desde una gran distancia. Esta esfera de energías del Quinto Chakra en Oriente Medio es también un componente principal de otra estructura vital de la Tierra – los Cuatro Vórtices o Ruedas Giratorias, los cuales regulan cualidades relacionadas con los cuatro elementos fuego, aire, agua y tierra. Lugares sagrados relacionados con estas cuatro áreas serán descritas tras esta sección sobre los Siete Chakras Planetarios.

Para todos los Chakras Terrestres, el arte de escuchar la voluntad de la Tierra es algo que necesita ser dominado. Los humanos no aprenderán jamás a armonizarse con el propósito de la vida hasta que aprendan a escuchar y respetar la voz del espíritu de la Tierra. En ningún lugar esto es más crucial que en Oriente Medio, donde reside el Chakra Laríngeo de la Tierra.

La Tierra habla y nadie parece estar escuchando. Imagínate un Oriente Medio donde Jerusalén y la Meca son herencias mundiales cosmopolitas abiertas a todas las culturas. Imagínate un Oriente Medio que fuera la vanguardia mundial en avanzar el respeto por todos los seres – humanos y no humanos – para vivir y vivir abundantemente. Desde Egipto a Irán, imagínate un Oriente Medio que estuviera culturalmente unido y comunicando al resto del mundo el arte de la vida eterna. La voz de la Tierra está cantando el evangelio de la vida en esta región. ¿Quién está escuchando?

Tres lugares son presentados aquí como los que mejor definen el centro de este Chakra. El Monte Sinaí, situado entre los otros dos, es un lugar útil desde el cual construir el círculo expandido. El Moisés Inmortal, quién llevó la sabiduría de la Cábala desde fuera de Egipto, cruzó el abismo y contempló la Vida Eterna en Sinaí. La Gran Pirámide es uno de los pocos Chakras Terrestres artificiales. Unifica tu propia voluntad verdadera con el Alto Propósito de la Tierra y con entusiasmo energetizado proyecta esta fuerza unificada como una palabra viva desde fuera de la Cámara de la Reina de la Gran Pirámide – o desde su cumbre. El Monte de los Olivos en la esquina oriental de Jerusalén – dominando la mística Puerta Dorada – es un foco para el futurismo judío, cristiano y musulmán. Si la Inmortalidad es la llave, Palabra arquetipo de esta Era de Acuario, entonces la Palabra necesita ser escuchada claramente por todas las culturas en el Monte de los Olivos. Desde aquí deja que la Palabra de la Era abra la Puerta Dorada para que todos los seres puedan entrar en la vida plena dentro de la Nueva Jerusalén – un hogar eterno de todas las especies, culturas y fe.

Sexto Chakra: El Centro de Activación de la Era, móvil

Este Chakra Terrestre, como los demás, tiene un centro geométrico y una circunferencia ideal expandida. La diferencia es que este “Tercer Ojo” se mueve una doceava parte del camino alrededor del planeta hacia el oeste, en el amanecer de cada nueva Era. Las grandes Eras son determinadas por una lenta revolución del eje de la Tierra. Los nombres dados a estas Eras son tomados de los doce signos del zodiaco. En la actualidad, estamos dejando la Era de Piscis y entrando en la Era de Acuario. En algún momento tras 4000 AD, este cambio ocurrirá nuevamente cuando la Tierra entre en la Era de Capricornio.

Cuando el momento llega, el espíritu de la Tierra envía una señal invitando a todas las fuerzas interesadas a reunirse en una cierta área geográfica con el propósito de inaugurar una nueva era. Cuando estas fuerzas se fusionan, el Sexto Chakra se establece a sí mismo, empieza a operar y se expande. Este Chakra permanece en su lugar durante 150 a 200 años – tiempo suficiente para que se instituyan los nuevos arquetipos de la Era – y luego se disuelve. Dos milenios se suceden y luego la llamada se lanza de nuevo para reunirse una doceava parte al oeste.

El propósito de esta actividad es destilar la sabiduría de vida sobre la Tierra reunida tras los siglos y luego usar estos frutos de sabiduría para abrir nuevas direcciones de la evolución de la Tierra. En cada gran Era, son enfatizados diferentes temas. La Compasión, por ejemplo, fue la Palabra clave en la previa Era de Piscis; la Inmortalidad Física es la Palabra de la nueva emergente Era de Acuario.

En el tiempo presente (1904 a 2084) el Sexto Chakra esta geográficamente unido con el Chakra del Corazón Terrestre en Europa Occidental. En términos de tiempo, la frecuencia de Acuario tendrá su mayor potencia en Abril y Mayo de 2008 AD. Fuerzas culturales por todo el mundo que se aceleran en este tiempo, alcanzarán su madurez total en 2065 AD.

En muchas regiones del mundo hay leyendas sobre Inmortales. A menudo, cuando estas historias imaginan un cuerpo colectivo de inmortales, se nombra una ciudad invisible. Ejemplos de esto son Pulaki (Bali), Shamballa (Mongolia), Avalon (Inglaterra) y la Iglesia del Primer Nacimiento (bíblico). Estas leyendas interpretan una verdad revolucionaria – la inmortalidad ha existido durante largo tiempo en la Tierra. A menudo, los inmortales siguen caminos muy individualistas y solitarios escondidos del mundo exterior. Entonces, cuando el espíritu de la Tierra cita a todas las fuerzas para el nacimiento de una nueva Era, muchos de estos inadaptados sociales hacen nuevas contribuciones a la nueva área y sus nuevos temas. Esta coalición es temporal y, después de que la Era haya sido activada, todas las partes reanudan sus caminos individuales por otros 2000 años más.

Aquí tenemos una lista de los centros geométricos de las Eras más recientes y para las dos Eras futuras: Géminis – Tai Shan, China; Tauro – Monte Belukha, Siberia; Aries – Kun-E-Malek-Siah, Irán; Piscis – Monte de los Olivos, Gran Pirámide; Acuario – Glastonbury-Shaftesbury; Capricornio – cerca de Recife, Brasil – Sagitario – cerca de Manaus, Brasil (Brasil tiene un papel importante en las próximas dos Eras, cerca de 4000 y 6000 AD).

Séptimo Chakra: Monte Kailash

Kailash es la montaña más sagrada de los Himalayas y es el centro del Chakra Coronario Terrestre. Situada en el Tíbet, es el foco del evento anual de la luna llena de Escorpio en Abril o Mayo. Para la Tierra y para todos los inmortales esta luna marca el nuevo año en términos de evolución global. Para aquellos que nunca hayan trabajado con el calendario lunar esta luna llena particular, asociada con el Monte Kailash, es un buen lugar donde comenzar. Los Siete Chakras emiten el propósito de la Tierra o la Voluntad Verdadera. Si vemos el mundo como un arquitecto trabajando en construir una estructura global inmortal, entonces las huellas azules de este vibrante edificio están siendo liberadas año tras año desde la corona del Kailash. Por esta razón es importante poner nuestra completa atención en esta luna llena anual, en particular, al periodo de 90 minutos que llevan al exacto momento de culminación de la luna llena de Escorpio. Es en este momento donde un individuo puede encontrar su propia Voluntad Verdadera iluminada por el espíritu de la Tierra. El diseño y los detalles del trabajo de cada uno se convierten claros a través de esta actividad.

El trabajo progresa a través del tiempo. A parte del ciclo anual lunar, Kailash también libera información que concierne a ciclos temporales mayores. Por ejemplo, la principal actividad constructiva del móvil Sexto Chakra es controlado desde el Kailash a través de cuatro grandes ciclos temporales de 19 años basados en lunas llenas de Escorpio especiales, desde 1989 a 2065. Estos ciclos de 19 años a veces se llaman Grandes Ciclos Wewak. Un segundo ciclo más frecuente de 12 años es también utilizado por inmortales para la construcción del futuro. Esta pauta de 12 años es llamado Ciclo Melchizedek y es iniciado cuando Júpiter está en el signo de Aries. Recientes puntos de comienzo de ciclos Melchizedek han sido 1939, 1951, 1963, 1975, 1987 y 1999.

Hay una leyenda sobre el Acorde Perdido de la Creación, parecida a la historia del Santo Grial. Si tres notas perdidas pudieran ser encontradas y sonadas conjuntamente, el mundo podría desvelar su naturaleza eterna y todas las cosas mortales desaparecerían. Es posible reconstruir este acorde desaparecido trabajando con los Chakras Terrestres. Escucha el sonido de alabanzas que emana del Séptimo Chakra, el Monte Kailash. Escucha la nota de amor que suena en el Cuatro Chakra, el centro del corazón del planeta. Luego escucha el sonido del alegre canto de agradecimiento del Tercer Chakra, Uluru y Kata Tjuta. Ten la creatividad y la sabiduría para combinar estas tres notas en una sola fuerza y luego regenera el mundo.

No hay comentarios:

Los articulos y fotografias han sido tomados de la red. Si alguna persona considera afectado su derecho de autor le pido que tenga la amabilidad de dejarme un mensaje en la entrada para que la publicacion sea retirada.