Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, enero 08, 2009

El Conde de Saint Germain


El Conde de Saint Germain (supuestamente fallecido el 27 de febrero de 1784) fue un cortesano, aventurero, inventor, científico autodidacta, violinista, compositor y, desde luego, un caballero misterioso. Demostró habilidades en la práctica de la alquimia. Desde su muerte, varias organizaciones ocultistas lo han adoptado como figura modelo, e incluso como una poderosa deidad.

En la vida real, el Conde de Saint Germain jamás reveló su identidad y sus orígenes, lo que dió pie a numerosas especulaciones acerca de su procedencia. Algunas de ellas incluyen la posibilidad de que fuera el hijo de Francis II Rakoczi, el principe de Transilvania (que se encontraba en el exilio), o de que fuera el hijo ilegítimo de Maria Anna de Pfailz-Neuburg, la viudad de Carlos II de España. Otras fuentes lo vinculan al árbol familia de los Schoenberger de Viena.

Poseía, por ejemplo, un auténtico don para los idiomas: se sabe que hablaba con fluidez francés, alemán, inglés, holandés y ruso, y él afirmaba dominar también el chino, el hindú y el persa. Horace Walpole escribió que el conde era un músico «maravilloso». También era un pintor «maravilloso», aunque no nos ha llegado ningún cuadro suyo. El rasgo característico de sus óleos parece haber consistido en que podía reproducir joyas que «relucían... como en la realidad».

Existen muchas pruebas de que Saint-Germain era un joyero experto, aunque no de que hubiera estudiado aquel arte con el sha de Persia. Se dice que Luis XV quedó encantado cuando le reparó un diamante agrietado, y bien podría ser que pintase sus famosos cuadros de joyas con madreperla o alguna otra sustancia por el estilo.

También conocía bien todas las ramas de la química; los muchos laboratorios que instaló con dinero prestado en toda Europa estaban, aparentemente, dedicados a la producción de pigmentos y tintes mejores y más brillantes, pero también al estudio del ennoblecimiento de los metales, es decir: a la alquimia.

Saint-Germain poseía también reputación de curandero: además de curar al mariscal de Belle-Isle, revivió a una joven amiga de Madame de Pompadour, cuando un envenenamiento causado por setas casi la había matado. El conde tenía fama de no comer nunca acompañado; se sentaba y bebía agua mineral mientras a su alrededor todos se atracaban, según la moda de la época. Esto sólo puede haber acrecentado su aire misterioso.

Mientras estudiaba en la Universidad de Siena en Italia, posiblemente como protegido del Gran Duque Gian Gastone (de la linea familiar de los Medici), las primeras apariciones registradas de Saint Germain se remontan a Londres en 1743 y Edimburgo en 1745, donde supuestamente fue arrestado por espionaje. Fue liberado al poco tiempo y obtuvo rápidamente fama como un gran violinista. Fue un asceta y vivió en el celibato. En esa época conoce a Jean Jacques Rousseau.

Desaparece hasta 1758, donde adquiere habitaciones en el Chateau de Chambord en Versalles. Solía entregar diamantes como regalos, y comenzó a rumorearse que su edad se remontaba a varios siglos. En 1760 parte a Inglaterra mientras que el Ministro de Estado, Duque de Choiseul, intenta arrestarlo.

En sus largas peregrinaciones se comenta que estuvo en Rusia, justo en la epoca en que Catalina la Grande llega al trono con el aval del ejército ruso. Teorías de conspiración le acreditan haber participado en dicha movida. Después de ello, reaparece al año siguiente en Belgica, donde adquiere tierras, e intenta ofrecer procesos industriales (tratamientos de maderas, cuero, pinturas) al Estado. Sin prosperar en ello, se dice que en ese momento habría conseguido transformar al hierro en algo similar al oro. Después de ello, desaparece hasta 1774, donde se presenta en Bavaria como Conde.

En 1776 continua ofreciendo recetas y procedimientos de cosméticos, vinos, licores, tratamientos de papel y ébano. Se vincula al Rey Frederick, quien se encuentra encantado con sus relatos acerca de la transmutación del oro. Le ofrece recursos para que desarrolle remedios herbales y químicos para brindarlos a los pobres. Frente a Frederick, Saint Germain se presenta como Francis Rakoczy II, principe de Transilvania.
Documentos de París muestran que el conde de Saint-Germain murió el 27 de febrero de 1784 en la residencia del príncipe Carlos, en Eckenförde, a causa de neumonía. Fue enterrado allí, y su último mecenas le erigió un monumento funerario con la inscripción:
«Aquel que se hacía llamar conde de Saint-Germain y Welldone, y del que no hay otras informaciones, ha sido enterrado en esta iglesia».

Su "vida" después de la muerte

No todo el mundo cree que el conde haya muerto. Aunque en los archivos de la parroquia de Eckenförde está registrada su muerte, la leyenda de que seguía vivo nació casi inmediatamente. El último protector del conde, el príncipe Charles de Hesse-Cassel, incrementó el misterio que rodeaba a su muerte quemando todos sus papeles, «para que no fueran mal interpretados».

Los rumores dicen de que fue visto viviendo en Paris en 1835, en Milan en 1867, e incluso durante la campaña de Napoleón en Egipto. Napoleon III mantenía un dossier de él. C. W. Leadbeater proclama haberse encontrado con él en Roma en 1926, donde le mostró una capa que perteneciera a un emperador romano, y diciéndole que actualmente vivía en Transilvania.

Saint Germain : la leyenda y el culto

A través de los siglos, numerosos mitos y leyendas han prosperado acerca de este personaje. Se le han atribuídos prácticas ocultas como la ventriloquía y el encantamiento de serpientes. Otras fuentes indican de que era inmortal, que era el Judío Errante, un alquimista con el elixir de la vida, un Rosacruz, o bien un rey descastado, hijo bastardo de la reina Maria Ana de España.

En la prosperidad de las culturas New Age, numerosos grupos han reconocido a Saint Germain como un Maestro Ascendido, poseedor de poderes mágicos como la teletransportación, la levitación, el pasaje a través de las paredes, la telepatía, etc.

Las creencias modernas lo asocian con el color violeta y con la piedra amatista. Es visto como el Maestro Cósmico del Séptimo Rayo (precisamente el violeta). De acuerdo a la Teosofía, los siete rayos son siete principios metefísicos que gobiernan a las almas individuales y que se desencadenan cada 2.158 años, generando Eras Astrológicas. Debido a que la próxima era será gobernada por el rayo violeta, Sain Germain es llamado el Maestro Cósmico de la Era de Acuario.

Pero el sentido dado a Saint Germain difiere mucho de un autor a otro. Según Max Heindel, sería una reencarnación de la figura bíblica de Lázaro. Para Alice Bailey, él es el Lord de la Civilización, con capacidad para influenciar telepáticamente a las personas. Saint Germain integraría una Jerarquía Espiritual (junto con, p.ej., Jesus, Kuthumi y otros) que en algún momento descenderían y se materializarían en la Tierra. Para Samael Aun Weor, Saint Germain era un eximio alquimista que conocía como crear diamantes y habría vencido al límite de la muerte. Y que se encontraría viviendo en el Tibet.

1 comentario:

adri dijo...

Hola, mi nombre es Carmen Carballo, soy venezolana. El Libro de Oro de Saint Germain llego a mis manos por casualidad. Es lo mas bello que ha ocurrido en mi vida. Hay momentos que desvío mi atención y cuando abro el libro...es como si viera dentro de mi corazón...

Los articulos y fotografias han sido tomados de la red. Si alguna persona considera afectado su derecho de autor le pido que tenga la amabilidad de escribirme al correo suspirosdeartemisa@gmail.com para que la publicacion sea retirada de inmediato